Análisis – Prince of Persia

PRINCE OF PERSIA

Una nueva aventura, un nuevo príncipe. Tras acabar con la trilogía de las arenas del tiempo, Ubisoft nos trae otra entrega del famoso Príncipe de Persia. Decir que este nuevo juego no se parece en casi nada a sus anteriores, y en este análisis descubriréis por qué.

Esta vez el príncipe se pierde en el desierto, donde conoce a una hechicera llamada Elika y presencia como es liberado Arhiman, el Dios de la Oscuridad. Después de esta Intro, descubrimos como va a ser la temática del juego, que ya no es tan lineal. Os damos todos los detalles de esta épica aventura:

GRÁFICOS- NUEVO PRÍNCIPE, NUEVA PERSIA- 

Los gráficos han cambiado totalmente, aquí todo parece pintado a mano, y muy colorista cuando se dé el caso. La nueva Persia está muy detallada, y es bastante extensa. Primer, cuando veamos una zona corrupta (invadida por los siervos de Arhiman, la Corrupción) estará todo oscuro y sin vida, pero cuando la liberemos daremos cuenta de la luz que rebosa en ese lugar y lo detallado que está. Hay multitud de zonas, y cada una con unas características que las diferencian unas de otras.

El príncipe y Elika están muy bien moldeados, al igual que los pocos personajes que aparecen a lo largo de la aventura. El traje de nuestro protagonista está muy detallado, al igual que el vestido, muy fino, de Elika.

Los jefes finales, los Corruptos, también gozan de multitud de detalles, y un modelado increíble y original.

JUGABILIDAD- VIEJOS Y NUEVOS MOVIMIENTOS- 

El príncipe seguirá gozando de las habilidades que lo caracterizan, como andar por las paredes y saltar bastante, pero se unen a ellas nuevos movimientos, como usar anillas para subir paredes más largas, trepar por las enredaderas y, la más importante de todas, andar por los techos. Esto último hace que haya algo más de tensión en el juego, debido a los saltos ajustados. Pero hay algo que no ha gustado mucho: no puedes morir durante la partida. Si, como oís, el príncipe será inmortal prácticamente, ya que cada vez que se caiga de algún sitio, Elika nos salvará y nos llevará al último sitio pisado, y si nos vence algún enemigo, Elika nos ayudará poniéndonos a salvo, con el único castigo de que el enemigo recupera algo de vida. Esto nos parece un punto negativo, ya que quita mucha tensión al juego, y tras ver los anteriores juegos y su dificultad, nos deja bastante fríos.

El control del príncipe es fácil e intuitivo, algo que se agradece al tener que pasar tantas plataformas y hacer tantos movimientos al mismo tiempo.

Algo también negativo es que solo nos enfrentaremos a los jefes de cada zona cuando vayamos a liberar dicho lugar, por lo que se denominan prácticamente como “chupados jefes finales gracias a Elika”. Aunque a veces aparece algún que otro malo, podemos acabar con el de dos espadazos, sin dificultades.

Y para echarle mierda al juego, decir que el príncipe no podrá llevar la espada en mano, solo en las batallas la sacará (esto parece una tontería, pero en los anteriores juegos si se podía, y no costaba nada).

SONIDO- MELODÍAS PARA LA NUEVA PERSIA-

Aquí Prince of Persia si destaca, y es que han dotado al título de unas melodías preciosas cuando lo necesita, e inquietantes en momentos clave. Cada escenario encaja con la melodía que suena, por lo que sí está infectada la zona, la melodía será de tensión (que no la hay, recuerdo), y si está sanada, sonarán dulces melodías de cuento de hadas (de verdad, son maravillosas).

El juego ha venido doblado al completo a nuestro idioma. Todo está muy bien realizado, pero la voz del príncipe debería ser más grave para que encaje más con su cuerpo y sus habilidades. Algo que también hay que señalar, y es positivo, es que el juego tiene bastante sentido del humor, y en algunas ocasiones soltaremos una carcajada por algo que dice nuestro protagonista.

CONCLUSIÓN- AVENTURA ÉPICA, PERO SIN DIFICULTADES-

Es un buen juego, y todas las personas que tengan un PC, ps3 o una xbox360 deberían probarlo, ya sea por sus gráficos de cuento de hadas, buena jugabilidad e increíbles melodías que se os quedarán en la cabeza. Es verdad, es muy sencillo; aparte de algún que otro puzzle os lo pasaréis sin dificultades, pero es un juego digno de probarse, y esperemos que sigan con la estela de las nuevas aventuras del príncipe.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el julio 18, 2010 en Análisis, PC, PlayStation 3, Xbox360. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: