Especial Análisis – Metal Gear Solid

ESPECIAL ANÁLISIS – METAL GEAR SOLID

Pasados ya muchos años de su salida, en Escaners de Juegos os traemos el análisis especial de un juego que hizo historia, que metió un género nuevo entre nosotros, en fin, una obre maestra: Metal Gear Solid.

Un desconocido por los usuarios Hideo Kojima se atreve a meter  un género nuevo en la PlayStation, un juego llamado Metal Gear Solid. El juego nos ponía en la piel de Solid Snake, un joven espía retirado, pero que el coronel Roy Campbell lo llama para que cumpla una misión. Y es que un grupo llamado FoxHound ha invadido la Isla Shadow Moses, en Alaska, y amenaza a la Casa Blanca de lanzar una bomba nuclear sino les dan los restos de Big Boss. Snake tiene dos misiones: descubrir si los terroristas pueden llevar acabo semejante desastre, y si es así, detenerlos. Roy Campbell también le envía para que rescate a su “hija”, Meryl, ya que se encontraba con FoxHound cuando la secuestraron, y descubrir por qué su líder, Liquid Snake, tiene el mismo código que Solid. Con esta trama empieza el juego, que es una mezcla de amor, lucha, esperanza, venganza y traición, todo increíblemente bien mezclado.

GRÁFICOS – EXPLOTANDO LA PSX-

La verdad es que el juego marcó en tema gráfico; excelente para la época de su lanzamiento. Para lo que podíamos esperar en esos días, las texturas eran sobresalientes, y las físicas igual (observar la escena principal y veréis como el submarino se mueve despacio debido al agua). Detalles así diferencian un buen trabajo a uno malo.

El modelado de personajes es totalmente increible, con unos diseños espectaculares; véase los enemigos finales, el Metal Gear Rex o el propio Solid Snake.

Donde más se explotaba el título era en sus cinemáticas, extensas e intensas, las dos cosas. Estas servían para introducirnos más en la historia que nos cuentan, de una forma sobresaliente.

Un apartado soberbio que marcó era en la primera PlayStation.

JUGABILIDAD – ESPIONAJE TÁCTICO-

Hay que aplaudir a Hideo Kojima por meter un género como el espionaje y reinventarlo de la forma más brutal posible; increible. En este juego no deberíamos ir matando a los soldados, no, deberíamos ocultarnos de ellos y seguir nuestro camino sin que seamos detectados, todo gracias al Radal Soliton, que te ayudaría a saber donde miran los enemigos, y cuando. 

Tendremos un control total de nuestro personaje, pudiendo usar pocas armas (es de espionaje, no olvidéis) y algún que otro objeto.

La IA de los enemigos era muy buena para la PSX; si hacías un ruido, venían a ver que era, o si dejabas huellas en la nieve, se volvían desconfiados y empezaban a regristar la zona. Cosas así se agradecen muchísimo.

Los jefes finales podían suponernos un verdadero reto, ya que no era fácil derrotar al Metal Gear Rex controlado por Liquid, o vencer a Sniper Wolf, que terminaría con una cinemática que espero que recordéis (épica).

Siempre hablabas con tus compañeros por Codec, siendo la manera más rápida y eficaz para llevar acabo esta función.

Una jugabilidad excelente para un juego sobresaliente.

SONIDO – AL DÍA DE HOY NO SE HACEN ESTOS DOBLAJES-

Antes de decir la música que sonaba en el título (excelente, increible), quería mencionar el doblaje… me emociono solo de recordarlo… lo que daría porque los doblajes fueran como el de METAL GEAR SOLID… Espectacular, voces que interpretan justo lo que ocurre, entonación perfecta, dobladores perfectos… Lo que daría para que Alfonso Vallés volviera ha hacer de Solid Snake, lo que daría (abajo tenéis un video en el que pone MGS 4: Español Alfonso Vallés, mirarlo que es épico y no entiendo porque no se ha cumplido). De verdad, puede que sea uno de los mejores doblajes al castellano que se han producido a lo largo de toda la historia de los videojuegos; soberbio.

Como comentaba antes, las melodías son épicas, al nivel del juego, y encajan a la perfección en cada escena en que se las oye; impresionante.

CONCLUSIÓN – “TU NO ERES UNA PERRA, TU ERES UNA LOBA”-

Metal Gear Solid se me metió en el corazón, y cada vez que lo re-juego me doy cuenta de lo grande que es esta saga. Si alguien no lo a jugado, le recomendaría que se buscase la vida para comprarlo (lo dudo que lo consiga), pero si lo consigue, va a tener una recompensa enorme, porque MGS es un juego irrepetible, un juego de esos que te los acabas y no te aburren los créditos porque todavía estás pensando en lo que te han dicho, en ese maravilloso final; eso es MGS. Vale, la segunda, tercera y cuarta parte son impresionantes (unas más que otras), pero todas increíbles… pero lo siento, no las puedo comparar con la primera entrega, y estoy seguro que mucha gente pensará lo mismo que yo.

Sniper Wolf está muriendo. Snake, rodeado por lobos, le dice:

“Tu no eres una perra, tu eres una loba”.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el julio 18, 2010 en Análisis, Retro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: