Reportaje – Especial Dead Space

ESPECIAL – DEAD SPACE

En el 2008 nos llegó un juego totalmente inesperado, un Survival-Horror a la altura de la Next-Gen, y que vino para quedarse metiéndose en los corazones de muchos amantes del género. Y es que Dead Space es, posiblemente, el mejor Survival-Horror de esta Generación y un ejemplo de cómo hacer las cosas bien. En este Especial intentaré convencer a la gente que no lo haya probado para que lo disfrute; empezamos.

HISTORIA

Todo transcurre en un futuro no muy lejano, donde los humanos hemos gastado todos los recursos que nos ofrecía la Tierra, y ahora tendríamos que “conquistar” el espacio buscando más planetas y extraer sus recursos. Ha esto mismo se ocupa la USG Ishimura, una nave enorme que destruye planetas y extrae todos los recursos de él.

Pues bien, cuando se encontraban haciendo su trabajo en un planeta llamado Aegis 7, se cortaron las comunicaciones con la Tierra. Ante la duda, envían a una pequeña nave para reparar el supuesto “problema” que le hubiera ocurrido. En esta nave viaja, junto a otras cuatro personas, nuestro protagonista: Isaac Clarke.

Cuando llegan, pensando en que van a ver a sus seres queridos, la nave sufre una avería y consiguen aterrizar en la USG Ishimura a duras penas; ahora ya no tendrán que arreglar solo la Ishimura, sino también su nave. Confundidos por el accidente y por las pocas luces que hay en la enorme nave, van hacia la sala de control. Ahí eres separado de tus compañeros, y puedes observar como se apaga la luz y un horrible “bicho” mata a uno de tus compañeros. Le disparan, y consiguen abrir una puerta para que huyas. Asustado, huyes corriendo mientras esas criaturas te persiguen, hasta que llegas a un ascensor, donde te metes para tu alivio. Pero una criatura logra abrir el ascensor, se tira a por ti y… las puertas se cierran; salvado por muy poco. Justo ahí es cuando empieza una de tus mayores pesadillas; sobrevivir en el “reino” de los necromorfos (los enemigos) e intentar no “morirte” en el intento.

Se podría decir que el comienzo de Dead Space es brutal, pero a la vez claro; al principio tienes un momento de tranquilidad en tu nave, y te explican un poco a que se dedica el USG Ishimura… Luego tienes el accidente y todo se vuelve frenético; sangre, tensión y unas criaturas que no las querrás ver ni en pintura, ni mencionarlas. Aquí es donde descubres una historia que, en un principio, parece plana y después se vuelve interesante y muy terrorífica. ¿Serás capaz de aguantar las duras condiciones de Dead Space?

ROMPIENDO TÓPICOS DEL TERROR

Dead Space rompe muchas barreras en cuanto a juegos de terror se refiere. Aquí no habrá un control impreciso ni duro como podríamos estar acostumbrados en el género. Nuestro protagonista puede hasta correr de espaldas, e incluso al principio la munición no es nada escasa (guardando las diferencias con juegos de acción). Eso si, Isaac no es un héroe que va a luchar contra los “malos malotes”, sino que es un ingeniero que tendrá que buscarse la vida para sobrevivir en su peor pesadilla.

Otro tópico típico que rompe es el tema de los sustos. Vale, a veces utiliza los típicos recursos de “monstruo detrás de la esquina” o “monstruo encima de ti”; pero los utiliza muy poco. Los sustos están medidos y son muy originales, al igual que angustiosos. Veremos a un malo a distancia que dobla una esquina; le seguimos y le vemos doblar la siguiente; le seguimos y ya no está; miramos alrededor y lo divisamos en un conducto de aire (pensamos que desde ahí no nos puede hacer nada); seguimos y de repente el enemigo nos ataca por detrás, ya que había salido del conducto y nos había rodeado; ¡toma, toma! Esto solo se consigue con una IA muy buena, y esa es la que tiene Dead Space.

¿Más tópicos rotos? Si, porque todavía queda uno, y este tiene que ver con el apartado sonoro. En muchos juegos de terror cuando la música se “alteraba” es que un enemigo te iba a aparecer; en Dead Space la música puede jugar contigo a su antojo… Cuando la música suena contundente no significa que te vaya a aparecer un enemigo (o si), y cuando todo está en silencio puede que te aparezca un enemigo por sorpresa (o no, quién sabe). Es algo muy bueno, y que te hará pasar unos momentos muy angustiantes.

AMBIENTACIÓN

Otro de los puntos fuertes de este juego es la magnífica ambientación que posee. Terrorífica, detallada e inquietante, en la piel de Isaac notarás que de verdad estás en la USG Ishimura, recorriendo sus estrechos pasillos y enormes salas. Oirás gritos aterradores, necromorfos corriendo por los conductos de aire y crujidos de la nave, como si ella misma tuviera viva propia. También encontrarás mensajes de socorro escritos en sangre que no te alegrarán mucho el camino, la verdad.

Volvemos al sonido, ya que gran parte de la conseguida ambientación de Dead Space se la debe al magnífico doblaje que posee, tanto en inglés como en castellano; sublime. En inglés es impresionante, pero en castellano no se queda atrás, con una interpretación increíble y clara: sabrás si los personajes tienen miedo, estás angustiados o está sufriendo; algunos te pedirán ayuda y no podrás hacer nada; otros gritarán a lo lejos, haciendo que la tensión suba aún más en ti,… Muchos ejemplos más que harán estremecerte y aplaudir la magnífica ambientación de Dead Space.

DESMEMBRAMIENTO Y MENÚS

Los enemigos en Dead Space, llamados necromorfos, son tan poderosos como horribles. Hay diversos tipos: desde los que aún tienen “algo” humano hasta los monstruos de pies a cabeza, pasando de pequeñas a grandes, con unos jefes finales asombrosos y temibles. Pues bien, para acabar con todos ellos tendremos que seguir unas pautas que se salen de típicas; aquí si les disparas a la cabeza, los bichos no mueren; si les rompes las piernas, seguirán a por ti andando con los brazos; y les arrancas los brazos, algunos te vomitarán encima. Vale, entonces ¿Cómo acabamos con ellos? Mediante el desmembramiento estratégico, es decir: primero tendremos que ir a por las manos para que no nos ataquen con ella; después acabaremos con sus piernas para que no avancen y, una vez en el suelo, pisarlos para acabar definitivamente con ellos. Estos pasos parecen complicados, y lo son, pero con las armas que posees podrás llevar acabo los pasos sin apenas problemas (bueno, los que te planteen los monstruos, ya que algunos son muy rápidos).

Y eso si, hay otra cosa digna de mencionar, y es que Dead Space tiene los mejores menús que se han visto jamás en un videojuego, en la historia del videojuego. Son en tiempo real y en un holograma que se colocará delante de nosotros enseñándonos las opciones y dándonos la posibilidad de, incluso, mover la cámara alrededor de él; impresionante, sublime, increíble. Incluso en el mapa que tendremos podremos ver que está diseñado en 3D, con cuadrados sencillos, pero en 3D; soberbio. Por si fuera poco, la pantalla es limpia, quiero decir que no habrá ni barra de vida ni munición; la vida la tendremos en la espalda de nuestro protagonista, y la munición se nos mostrará en un pequeño holograma al lado de cada arma. Una idea muy buena, y bien realizada.

GRAVEDAD CERO Y EXTERIORES

A parte de los angustiosos pasillos interiores y de las enormes salas, en Dead Space también encontraremos otros tipos de escenarios: los exteriores y los que tienen Gravedad Cero. Los exteriores son partes destrozadas de la nave donde podremos ver el exterior y tendremos un tiempo limitado para estar en estas zonas. ¿Por qué están muy conseguidos estos escenarios? Pues sobre todo por el sonido; nunca fue tan cierto que en el espacio nadie muy oír tus gritos, ya que en estas zonas el sonido no existe… si aparece un enemigo, no oirás sus gritos, y si disparas notarán un sonido “hueco” conseguidísimo que hará sumergirte aún más en el juego; impresionante.

Luego las zonas de Gravedad Cero también son increíbles, ya que veremos a objetos y enemigos flotando, y nosotros podremos desplazarnos de un lado a otro gracias a unas botas gravitatorias. Estos escenarios no son tan agobiantes como los exteriores, pero son soberbios y están, como no, muy bien conseguidos.

DEAD SPACE 2 “PRÓXIMAMENTE” – CONCLUSIÓN –

En lo único que pensamos los que hemos disfrutado de Dead Space es en que su secuela llegue lo más pronto posible y que, por supuesto, mantenga esa calidad que caracteriza al primero. Dead Space es un juego duro, gráficamente muy bueno, jugablemente sublime y con un sonido perfecto. ¿Qué le falla? Innova poco (excepto en los impresionante menús) y después de acabártelo no invita mucho a re-jugarlo (o si, habrá gente que quiera volver a vivir esta enorme aventura).

Espero que con este reportaje haya convencido a la gente que no lo jugó a jugarlo, y a quién no le guste los Survival-Horror que intente probarlos, ya que les pillará la medida y los disfrutará como ningún género. Comprar Dead Space, tiene un precio ridículo para lo que ofrece, y amaréis este nuevo universo creado por “Visceral Games” y EA; jugarlo, que no os arrepentiréis… ¿o si?

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el julio 18, 2010 en PC, PlayStation 3, Reportajes, Xbox360. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: