[Especial Análisis] Metal Slug

MÁGICO, DIVERTIDO Y LEYENDA; LARGA VIDA AL REY DEL ARCADE.

Entre tanto realismo y 3D me gusta mirar de vez en cuando, y más ahora cuando tengo tiempo, viejas glorias del pasado que en su tiempo dieron mucho por los videojuegos y que en el presente pueden ser disfrutadas con total normalidad. Seguramente no sea el último análisis en el cual mire al pasado, ni mucho menos, pero si es uno de los más especiales. Quiero hablar de un juego al cual le tengo mucho cariño, respeto y que me ha dado horas y horas de diversión. Os hablo de Metal Slug.

Apareció por primera vez en la consola Neo-Geo, bendita cuna de las 2D, el arcade y la lucha. Rápidamente enamoró a todas las personas que se acercaban a la recreativa a probarlo, y no es para menos. Un juego divertido, rápido, con mucho humor y además jugándolo a dos jugadores era, y es, una verdadera locura de risas, llantos y, de nuevo, diversión. Metal Slug apareció posteriormente en otras plataformas y también en la entrega Anthology, que recogía todos los juegos de la saga que quizás también tengan en este Blog su análisis en un futuro.

PURO ARCADE – APARTADO JUGABLE –

No encontramos con una mezcla de acción frenética y puras plataformas en 2D. Un juego de pies a cabeza arcade, hecho para divertirse sin complicaciones. Es más, el juego prácticamente no tiene historia, ni siquiera un video dentro del juego. Metal Slug es un juego para llamar a un amigo, empezar y divertirse como pocas veces se ha visto. Son un total de 6 fases, las 5 normales y la final, con un ritmo de vértigo y con unas situaciones impresionantes.

La mezcla perfecta entre acción y plataformas

En esta primera entrega solo podíamos llevar dos personajes: uno para el primer jugador, y en el caso que hubiera un segundo, este controlaría al otro. El título consiste en avanzar matando todo lo que se te ponga por medio, tanto soldados como máquinas, intentar que te maten lo menos posible y conseguir la mayor puntuación, habiendo un pique sano, o no tan sano, entre los dos jugadores: ¿quién conseguirá la mayor puntuación? Para conseguir más tenías que ir salvando presos que te multiplicaban, si llegabas al final de la partida, tu puntuación.

En principio tendremos un arma simple con balas infinitas pero que produce poco daño en los enemigos más “grandes”. A medida que avancemos por las pantallas iremos recogiendo armas muy distintas y variadas: lanzallamas, ametralladoras, fusiles,… Estas tendrán un número limitado de balas y cuando nos maten no las tendremos, además de que solo podremos llevar una. Tenemos también los grandes enemigos finales, muy originales e incluso difíciles. Quizás no sean los más creativos de toda la serie Metal Slug, pero para ser la primera entrega se podía intuir que después algo grande vendría.

Podemos usar un tanque como vehículo

Metal Slug es un puro vicio. Una locura increíble que te enganchará horas y horas picándote a superar la puntuación de tu anterior partida. Un juego que tiene que ser jugado, aunque tenéis que acercaros a él como lo que es: un juego totalmente arcade y con el único objetivo que divertir.

PÍXEL POR PÍXEL – APARTADO GRÁFICO –

Si nos situamos en la época que apareció este juego en Neo-Geo posiblemente hablamos de una bestialidad gráfica dentro de su género. Cada píxel es puro amor, hecho con cariño y con una dedicación digna de aplauso. Cuando empezamos el juego lo primero que nos llamará la atención es el diseño del protagonista, o los protagonistas; tienen un aire a “machotes” y “chulos” que le queda que ni pintado al juego. Le sumas un diseño de enemigos muy currado, todos iguales excepto excepciones, y unos enemigos finales muy bien diseñados y espectaculares.

Píxel por píxel, puro amor

Por no hablar de los escenarios, impresionantes escenarios. Cada una de las 6 fases son diferentes entre si: uno es una aldea, otro es una montaña nevada, otro es una ciudad en ruinas,… No son tan inspirados como en las siguientes entregas, pero están realmente bien. Encima los efectos están muy bien, como por ejemplo cuando quemabas a un enemigo o la destrucción de algunos enemigos finales.

MELODÍAS Y DISPAROS – APARTADO SONORO –

Aquí nos encontramos con una banda sonora increíble y que le queda genial al juego. Temas frenéticos, con toques incluso humorísticos y con una variedad impresionante: ninguna de las 6 fases del juego suena igual, ningún enemigo final tiene la misma melodía,…Los efectos de sonido están muy conseguidos, son variados y divertidos. Como doblaje solo se puede comentar los chillidos de nuestro protagonista, de los enemigos, de los presos cuando los liberas y, cuando empezabas una fase, la voz que decía “Misión 1… Start!”; pura magia.

BENDITO SEA EL PASADO – CONCLUSIONES –

He dicho todo lo que puedo decir en este análisis especial, pero a la vez no he dicho nada. Es un juego que hay que jugar para comprender la grandeza de las 2D, del arcade y del pasado, ah, bendito sea el pasado. Metal Slug está plagado de diversión, risas, frustración sana, originalidad, humor y sobre todo muy cariño, en cada píxel, en cada personaje, en cada escenario.

Que no os engañe que sea un juego del pasado. Es totalmente jugable al día de hoy e incluso supera en muchos aspectos, quizás no gráfico pero si jugables, a títulos de la actualidad que presumen de tener escenarios con buenas texturas y armas potentes. Lo tenéis que jugar, y si lo hacéis en un emular de Neo-Geo, pues mejor (NeoRageX, por ejemplo, funciona muy bien). Así saboreareis con gusto el bendito pasado.

LO BUENO:

–         Jugablemente divertidísimo

–         Mezcla entre acción y plataformas en 2D

–         Multijugador, una locura

–         Los jefes finales, algunos originales

–         La dificultad, pero que no te llega a frustrar para nada

–         Los piques sanos

–         Amor en cada píxel

–         El diseño de los protagonistas

–         Los escenarios

–         Rejugable 100%

–         Amor en cada nota de su banda sonora

–         La magia del juego

–         Lo grande que era el pasado, y Neo-Geo

 

LO MALO:

–         Quizás se te hace un poco corto, aunque hay que recordar que es un arcade y es muy rejugable

–         Los jefes finales, algunos genéricos

–         Quizás pocas armas, quizás

–         Que no lo hayas disfrutado ya

Anuncios

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el septiembre 2, 2010 en Análisis, Retro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: