[Análisis] Donkey Kong Country Returns

DONKEY KONG COUNTRY RETURNS 

MÁGICO, CLÁSICO Y DIVERTIDO; VUELVE EL VERDADERO REY DE LA JUNGLA.

¿Cómo es posible que un juego sea tan maravilloso? ¿Cómo puede ser que un juego te mantenga enganchado tantas horas y te invite a descubrir todos sus secretos aunque te rompas los dedos? ¿Cómo es posible que hasta el 2010 nadie hubiera sacado un Donkey Kong Country 4? ¿Cómo es posible?

Esto más que un análisis es una carta de amor hacia los juegos clásicos, las plataformas 2D y la magia, todo por querer hacer las cosas bien. Una carta a los juegos Retro, esos que la gente adora pero que ni siquiera ha jugado; por favor, señores, jugarlos. Porque se entiende mucho mejor este Donkey Kong Country 4, o Returns, como a usted le plazca, si antes has disfrutado la trilogía de Super Nintendo. ¿Imprescindible? Para nada. ¿Recomendable? Por supuesto, no solo por este Returns, sino porque te estás perdiendo juegos legendarios y que marcaron las plataformas 2D.

¿Ha marcado este Returns? A mí me ha llegado al corazón. No en vano se ha llevado el premio Escaners de Juegos de Mejor Juego 2010, pero da igual: da igual las críticas, los análisis (incluido este) o las notas. Donkey Kong Country Returns es un juego imprescindible, es una maravilla, un juego que te vende por si solo la Wii. Mágico, con alma clásica y divertido; vuelve la leyenda, el verdadero rey de la jungla ha regresado.

Bravo, Retro Studios, bravo. Hace años que nos llevan ofreciendo calidad con la saga Metroid Prime, juegos buenos para mí pero no sobresalientes, o no tanto como la cuarta parte de este gorila. RARE; cuatro letras que significan mucho para los jugones que disfrutaron (y disfrutan) sus juegos en Super Nintendo. Su trilogía, tres juegos de plataformas protagonizados por un personaje olvidado por Nintendo: Donkey Kong. La saga Country es increíble, y ya era hora de que la gente que se ha incorporado en recientes generaciones lo sepa. Y ahí estaba Retro Studios, para coger el relevo de la ya casi olvidada Rare y para devolvernos al gorila más conocido de los videojuegos. Donkey Kong Country 4, o Returns, ha salido 14 años después de la última entrega de Super Nintendo. Y es mejor. Mejor que cualquiera. En este análisis intentaré explicaros por qué.

En un juego de este tipo me parece ridículo hablar de la historia, porque no si podríamos llamar trama a lo que se nos cuenta en esta maravilla de juego. Básicamente sustituimos a Mario por Donkey, a Luigi por Diddy y a la princesa Peach por unos plátanos; ¿resultado? La historia que se nos narra aquí. Una antigua tribu formada por los “Tikis”, extrañas máscaras con forma de instrumentos, han hipnotizado a todos los animales de la jungla… a todos menos a Donkey y a Diddy, que ven como estos se llevan sus plátanos. Cabreados, inician un viaje en busca de su preciada comida. Esta es la sencilla premisa para mostrarnos uno de los juegos más divertidos que un servidor ha jugado.

Metes el disco en la consola, coges el mando, te sientas y disfrutas; punto. Lo primero que nos enseña este DKC Returns es su cariño hacia el mundo plataformero en general, y al universo del gorila en particular. Tenemos varias ranuras para guardar las partidas, las cuales nos enseñan el tanto por ciento (%) de lo que llevamos completado de juego. También nos permite elegir si queremos jugar solos o acompañados por un amigo. A partir de ahí, empezamos a jugar.

El título se divide en 8 mundos, en total más de 60 fases, las cuales aumentan la dificultad a cada paso que demos. La primera vez que te pones a los mandos descubre el sencillo, rápido e intuitivo control que te ofrecen los chicos de Retro Studios; además te ofrecen la posibilidad de jugarlo con Mando + Nunchuk, o solo con el Mando en horizontal. Señores, jugarlo con el Nunchuk también, solo con el Mando es muy incómodo (gracias, WildKyo, por avisarme).

Donkey cuenta con los clásicos movimientos de toda la vida (saltar, rodar, golpear al suelo,…) pero también se le añaden nuevos, como por ejemplo soplar para apagar a algunos enemigos ardientes o para encontrar secretos en el escenario. Diddy también tiene acto de presencia, y se le incluyen movimientos como planear con un Jet-Pack situado en su espalda o lanzar plátanos con pistola. Esto ayuda mucho, sobre todo en el cooperativo, ya que cada jugador posee característica que el otro no tiene; interesante.

 

Y una de las cosas que más me gusta de DKC Returns es el ritmo de juego. Nunca he visto un plataformas tan frenético, en el que cada momento estén pasando cosas y no puedas pestañear por si te caes o tropiezas con un enemigo. Además la originalidad de dichas fases ayuda mucho; ¿os parecieron originales las pantallas de Super Mario Galaxy 2? Pues esperar a ver estas: in-cre-í-ble.

Su gran originalidad y detallismo permite a Retro Studios esconder un montón de secretos en los escenarios. Bienvenidos al reto: ¿conseguiréis coger todas las letras K-O-N-G y todos los puzzles escondidos con maldad en las partes más insospechadas de los escenarios? Ya os digo yo que vais a sudar tinta china. Mientras que las letras KONG son “fáciles”, entre comillas, los puzzles dan rabia, están escondidos con mala intención, habiendo ocasiones en las cuales tienes que morir aposta para conseguirlos… Yo estoy tan enganchado al jueguecillo que ya he conseguido todas las letras KONG de todas las pantallas (ahora que lo pienso, me he viciado demasiado a lo mejor xD), y he conseguido bastantes puzzles.

Y si consigues todas las letras KONG de todas las pantallas de un mundo, se desbloquea una fase oculta… ¿una fase? No, no es una fase: es una PESADILLA. Dios mío, ¿a quién se le ocurrieron esas fases? Decir que son difíciles es quedarse corto. Solo os diré una cosa: entras a esa fase con 70 vidas y sales con 10, si es que sales. Y punto, estos chicos de Retro Studios son los amos. Ah, y cuando te pasas una te dan una especie de esfera necesaria para desbloquear una sorpresa al final del juego, que por cierto, todavía no he desbloqueado.

 

El cooperativo no está nada mal, aunque aquí no os vais a encontrar con un “New Super Mario Bros Wii”, porque no. Mientras que el juego del fontanero Nintendero está –casi- completamente orientado al cooperativo, DKC Returns es un juego para un jugador que se ve complementado con una genial opción para dos jugadores. Es divertido compartir el juego con un amigo, pero el título está pensado para un solo jugador.

Para ir terminando con la jugabilidad decir que podremos visitar la tienda del viejo conocido Cranky Kong, donde compraremos vidas y una llave necesaria para desbloquear una fase sellada con un candado. Los chicos de Retro Studios solo han incluido un animal, nuestro amigo rinoceronte Rambi, y me parece algo negativo ya que se echan de menos a los demás (¿para una segunda parte? Quizás). También han eliminado las fases acuáticas, y a mí no me parece mal porque no es que me agradaran mucho, demasiado “estresantes” (aunque se han añadido nuevas en las que vas montado en un cohete, también dificilísimas, pero bueno).

Jugablemente es una maravilla, un verdadero homenaje a las plataformas 2D pero añadiendo conceptos nuevos y totalmente innovadores que seguramente se explotarán en siguientes juegos de este género. Han conseguido ampliar el mundo de Donkey Kong, pero manteniendo la esencia clásica: ole, Retro Studios.

 

Pasando directamente a los gráficos, decir que son maravillosos. Pero maravillosos no por su espectacularidad o sus efectos gráficos, sino por el enorme detallismo de los escenarios y movimientos, tanto de los personajes como los del entorno. Empezando por Donkey Kong y Diddy, no pueden haber quejas ya que los movimientos de estos son fluidos, contando también con detalles como que cuando te paras un rato con Donkey y no haces nada, este se pone a jugar a la DS xD

Los enemigos tampoco se quedan atrás, con una gran variedad de personajes y con unos enemigos finales muy superiores a los de las anteriores entregas de Super Nintendo. Pero donde hay que aplaudir es en los escenarios, llenos de detalles, movimientos y colores que nos harán fijar la vista en el fondo del escenario para luego, por supuesto, malgastar una vida por no estar atentos…

La variedad no se le puede echar en cara, porque hay de todos los gustos y sabores. De cuevas llenas de murciélagos hasta templos derruidos pasando por amaneceres en la jungla (como amo esta pantalla, dios). También hay fábricas, volcanes, playas,… Ahí lo dejo porque no quiero destrozarle el juego a nadie, pero es que todos y cada uno de los escenarios son espectaculares.

El apartado sonoro es también sublime. Como Retro Studios se enfrentaba en la difícil (o imposible) tarea de superar los temazos de las entregas clásicas, han hecho lo sencillo: las han cogido y las han remixeado, todas con un acabado impecable y espectacular. También han añadido nuevas, también con un acabado fantástico pero que obviamente no llegan al nivel de las que compuso en su día Rare.

Es hora de ir sacando a la luz mis conclusiones. ¿Qué decir de Donkey Kong Country Returns? Un juego maravillosos, con momentazos, original, con una jugabilidad mágica y un apartado sonoro que no se queda atrás. Es el “videojuego” en persona, la diversión comprimida y metida en un DVD que te hará disfrutar como pocas veces has disfrutado. Una nueva excusa para comprarse la Wii, o por lo menos para pedirla prestada acompañada con esta obra maestra de las plataformas. El mejor juego de Wii para mí, y dudo que salga alguno que lo supere; he dicho.

LO MEJOR:

–         Retro Studios demuestra lo que es capaz de hacer

–         Jugabilidad divertidísima

–         Dificultad desafiante y reconfortante

–         Originales fases

–         Los detalles en los escenarios

–         Los enemigos finales

–         La banda sonora

–         La vuelta de Donkey a las plataformas

 

LO PEOR:

–         Que no lo hayan llamado “DK Country 4”

–         Solo un animal, el rinoceronte

–         No hay fases acuáticas

–         Los temas nuevos no llegan a los clásicos

–         No tener una Wii y no disfrutar de esta obra de arte

CONCLUSIONES

Maravilloso, genial, épico, fantástico, imprescindible,… y sobre todo memorable. Un juego divertido y a la vez difícil que te atrapa por su originalidad y frescura; no todo está visto en las plataformas 2D, Donkey Kong Country Returns lo demuestra. Sencillamente imprescindible, de los mejores plataformas que un servidor ha jugado en su vida y el mejor juego de Wii, solo teniendo a Super Mario Galaxy 2 como competencia. Obra maestra.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el febrero 6, 2011 en Análisis, Nintendo Wii. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Comparto absolutamente todos tus puntos del análisis.
    Sin se nada nuevo ni original, DKCR se situa en lo más alto de los juegos del 2010 por toda la jugabilidad y adicción con la que viene incorporado, con juegos así es que cuando recuperas la fe por los videojuegos. ¡Bravo Retro Studios!

  2. Necesito una Wii.. ¡Bravo, Retro Studios! xD.

  1. Pingback: Análisis | Rayman Origins « Escaners de Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: