Análisis – Solatorobo: Red the Hunter

NOTA: “este artículo también ha sido publicado en el maravilloso blog WildGames por mi persona, y lo publico también en este blog ya que quería hablar de este juego en ambos lugares. Espero que no moleste a nadie, gracias”

Con el lanzamiento de Nintendo 3DS al mercado la mayoría de jugadores daban a su antecesora por muerta. Nintendo DS ha sido una consola que ha vendido lo indecible y más, superando cualquier registro en ventas y petándolo, vamos. Y no fue por suerte, ya que DS se apoyó en la novedosa pantalla táctil y sobre todo en su catálogo, que en mi opinión hoy en día sigue dándole en el culo al respetable pero mucho menos interesante catálogo de PSP. Plataformas, juegos musicales, juegos party, de carreras, RPG,… Lo tenía todo, y aún lo sigue teniendo.

¿Por qué empiezo este artículo así? Porque el juego que voy a analizar a continuación es la guinda del pastel al maravilloso catálogo de Nintendo DS, el cierre a la vida de una portátil que lo petó, así de claro. Solatorobo: Red the Hunter es un juego que, aunque parece haber pasado un poco desapercibido por los grandes medios, ofrece todo lo que un buen Action-RPG debe ofrecer: una historia interesante y emocionante, un sistema de batalla funcional, unos gráficos mágicos y una épica banda sonora. Si quieres meterte en este maravilloso mundo de islas flotantes, te invito a acompañarme junto a Red, el Cazador.

Yo descubrí este juego hace relativamente poco tiempo, hace un mes o más. Leí un análisis en una web de videojuegos y me lo vendieron a lo loco. No soy un experto en RPG´s, pero si un amante; encima este Solatorobo me recordaba, y no se por qué, al mítico Terranigma. Batallas en tiempo real, pocos ataques pero efectivos, mundo para explorar,… Me lo vendieron, así que me hice con él… y la verdad es que no me arrepiento de nada.

Solatorobo: Red the Hunter nos cuenta una historia tan típica en el género como novedosa; me explico. La trama nos situa a un personaje protagonista, Red el Cazador, que junto a su hermana Chocolat viajan con una nave llamada Asmodeus de lugar en lugar, buscando clientes que les den trabajo. Empezamos en una misión aparentemente sencilla, robar un documento de una nave, pero a partir de ahí se desencadenan un montó de sucesos, uno tras otro, que nos hace conocer a un misterioso personaje llamado Elh. Así empieza el juego, la primera media hora.

En el fondo se trata de la típica historia: unos malos que quieren dominar a un monstruo para conseguir el poder, y nosotros tendremos que detenerlos. ¿Qué pasa? Que en el transfondo encontramos el verdadero potencial de esta historia. Para empezar, los personajes me parecen carismáticos a rabiar, señalando a nuestro protagonista Red y sobre todo a Elh; pronto le cojeréis cariño. Más adelante conoceremos a más personajes, tanto amigos como rivales.

Toda esta trama se desarrolla en un mundo de perros y gatos, en unas islas flotantes que me recordaron a Skies of Arcadia, que aunque no lo he jugado aún también tenía algo parecido. Ah, y aunque no quiero hacer ningún spoiler, hay un momento tipo “A link to the Past”, donde parece que ha acabado el juego pero… descubrirlo vosotros mismos.

Pasando al apartado jugable, me parece soberbio. La vista es la típica de los Action-RPG excepto en escenarios en los que veremos la acción desde una cámara más alejada. El control es muy sencillo, nos movemos con la cruceta y tenemos un botón para saltar y otro para atacar. Además, gracias al robot llamada Dahak donde Red va montado, tendremos la posibilidad de levantar tanto cajas como enemigos.

Y de esto os quiero hablar: los combates. Solatorobo es un Action-RPG, por lo que los puristas se pueden ir olvidando de los turnos y similares; aquí nos movemos y atacamos nosotros. Con el botón de atacar podremos levantar a un enemigo en el aire para luego tirarlo al suelo o incluso a otro enemigo, consiguiendo así dañar a ambos. Es un sistema de combate muy simple y a la larga se hace repetitivo, pero bueno, se le perdona sobre todo por la historia, que es la que te hace seguir con ganas de saber lo que pasa después.

No solo de los combates vive este juego, también se sostiene en otros tres aspectos: diálogo, plataformeo y exploración. Como buen RPG tendremos que ir hablando con los ciudadanos de las distintas islas para así conseguir información de la zona o misiones a cumplir. El apartado plataformero es muy simple, tan solo podremos saltar y planear para llegar más lejos o ascender gracias a corrientes de aire; no tiene más plataformeo que el que tenía, por ejemplo, el antes mencionado Terranigma. Por último, la exploración, aspecto muy importante ya que nos ayudará a conseguir objetos adicionales, músicas, cuadros y dinero canjeable por mejorar para nuestro Dahak; hay bastantes caminos alternativos que nos llevan estos items, lo que se agradece ya que gracias a esto el juego no parece tan lineal (no como Final Fantasy XIII y sus pasillos).

Ahora quiero hablar de las cosas que no me han gustado. Primero, la forma de subir de nivel; en el fondo es la típica, acabas con enemigos y te va subiendo, pero el problema es que sube muy lentamente y además no notas una gran diferencia, importando más las mejoras de tu robot que tu propio nivel. Segundo, las misiones secundarias están muy bien y se agradecen, pero en ocasiones dejan de ser secundarias y el juego te obliga a completarlas para seguir la historia… muy mal. Y tercera, y más importante, la dificultad; no sé si lo han querido hacer accesible para los usuarios de Nintendo DS, la gran mayoría niños, pero el juego es excesivamente fácil, vamos, que me mataron solo una vez en todo el título, y además por un error mío. Muy fácil, lo completaréis sin ningún problema.

Para terminar de hablar de la jugabilidad, comentar la duración: 15 horas he tardado en completarlo. Una duración muy buena sabiendo que es un juego de portátil, y además disfrutando todas y cada una de las horas que me ha dado este título. Evidentemente si completas todas las misiones secundarios te dará para un par de horas más, y también si te engancha el modo Carreras de Naves (carreras tipo Mario Kart con naves, pero evidentemente peores) te dará para incluso más. Lo que te gastes en el juego te compensará.

Gráficamente me parece increíble, de los mejores que he visto en una Nintendo DS. Lo que más llamada del juego son sus personajes, perror y gatos con diseños muy imaginativos y graciosos, y también sus escenarios, brutales en su mayoría: grandes, detallados y mágicos. Contamos con un montón de islas, todas diferentes y con sus puntos diferenciadores (una gran ciudad, una zona de pesca, un acuario,…).

Mención especial a las dos intros que tiene el juego, CG´s de la máxima calidad y con unos temas vocales japoneses que te pondrán los pelos de punta. Y ahora que he mencionado la música, la banda sonora de Solatorobo es totalmente mágica. Quizás haya temas que te repiten sobre todo en los combates, pero las piezas cantadas son una verdadera maravilla digna de cualquier anime japonés ya consagrado. Y como guinda del pastel el juego llega totalmente traducido al castellano y aun nivel muy bueno, con casi ningún fallo.

Sacando conclusiones, Solatorobo: Red the Hunter es un juego imprescindible para los poseedores de una Nintendo DS. Si te gustan los Action-RPG sin muchas complicaciones este es tu juego, y si quieres vivir una historia llena de misterios, sorpresas y personajes carismáticos también te lo recomiendo. Como ya dije al principio del análisis, Solatorobo es el cierre perfecto en el catálogo de Nintendo DS, un verdadero juegazo portátil que nadie, y repito, nadie debería perderse.

LO MEJOR

– Historia interesantes y personajes carismáticos

– Combates divertidos y objetos ocultos en los escenarios

– Alta duración

– Gráficamente brillante, sobre todo en escenarios

– Buena banda sonora y traducción al castellano

– Guinda del pastel en el catálogo de Nintendo DS

LO PEOR

– Combates a la larga repetitivos

– La forma de subir de nivel y la escasa dificultad

– Temas musicales en las batallas

– Que no te gusten los Action-RPG o no tengas una Nintendo DS

Anuncios

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el septiembre 3, 2011 en Análisis, Nintendo DS. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. A mi es un juego que me ha gustado mucho, no me ha llenado del todo porque es demasiado fácil, pero técnicamente es un prodigio y tiene ese toque de la época de los 16 y 32 bits que muchos juegos han perdido, yo no dejaría de recomendárselo a nadie porque vale muchísimo la pena.

    Oye, cuando pongas análisis por aquí y en Wildgames donde prefieres que comente? Y ya que estamos, ¿sabes que pasa con Wildgames? Hace tiempo que no actualiazan con la frecuencia a la que nos tenían acostumbrados y se les hecha de menos.

    • Podrían haber metido más caña en cuanto a la dificultad, porque hasta el enemigo final se te hace muy fácil. Por lo demás, juegazo.

      Parece ser que las ratillas de WildGames se han ido de vacaciones (merecidas vacaciones) olvidándose de todo el estrés del blog, algo entendible; según lo que me han dicho en el blog, han mandado un twitter diciendo que el 25 de septiembre o 2 de octubre volverán con nueva temporada de Wildgames FM ;) Ah, y crack, comenta donde quieras ;)

  1. Pingback: Premios Escaners GOTY 2011 (Escaners21) « Escaners de Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: