Análisis – Crysis 2

GRÁFICOS, TECNOLOGÍA Y POTENCIA; LA BATALLA CONTRA LOS ALIENÍGENAS SE MUDA A LA CAPITAL DEL MUNDO, NUEVA YORK.

Hace escasos cinco minutos que me he pasado Crysis 2, y las sensaciones no podían haber sido mejores. Mis dudas hacia este juego eran más que evidentes: para empezar mi género predilecto no es el FPS, y tampoco es que me llamara este título en demasía. Pero tras jugarlo, disfrutarlo y terminarlo puedo decir que mi decisión de meter este juego en mi consola PlayStation 3 ha sido totalmente acertada.

El primer Crysis no ha sido jugado por mi persona debido a que mi PC tiene más bichos que una charca y a mi tarjeta gráfica le cuesta hasta mover el buscaminas. Sé que acaba de salir Crysis en PS Network y Xbox Live, pero como no he tenido ocasión de probarlo, la opinión hacia la segunda parte viene de un jugador que se acaba de extrenar en esta saga.

Tras pasar uno de los menús más feos que recuerdo iniciamos el juego para meternos de lleno en una explosión gráfica y tecnológica como pocas veces se han visto en esta generación. Aunque primero hablemos de la historia, posiblemente el punto más flojo de todo el juego. Aquí tenemos un problema ya que Crysis 2, como bien dice su nombre, es la continuación directa de Crysis, por lo que si no sabemos que ocurrió en dicho juego no pillaremos distintos detalles de la trama que, aunque no son imprescindibles para entender la historia, si la hacen mejorar algo.

Nuestro nombre es Alcatraz, un marine que viaja en un submarino junto a su pelotón para llevar acabo una misión de mero trámite, muy sencilla, cuando sin previo aviso son atacados por una nave alienígena, que destroza su vehículo marino haciéndoles salir de él para subir a la superficie. Allí nuestro protagonista perderá prácticamente el conocimiento hasta acabar en el puerto, donde un extraño hombre enfundado con un traje de lo más resulón nos rescata. Así, por diversos motivos que no voy a comentar, nos lega su traje y seremos nosotros los que deberemos liberar a la ciudad de Nueva York del ataque alienígena.

Poco profunda, sin emoción y con bastante bichillos; así podría definir la historia de Crysis 2. Para empezar nuestro protagonista Alcatraz tiene un carisma nulo, es más: durante más de una hora nos estarán confundiendo con el protagonista de la anterior entrega, Profe. Después los acontecimientos se suceden sin gracia argumentalmente hablando; gráficamente son espectaculares, pero las excusas no son buenas. En su defensa tengo que decir que por la mitad del juego hay alguna que otra conversación bien realizada y también algunos giros de guión, pero poco más. En cuanto al final, la verdad es que te quedas igual: parece que intentan zanjar demasiado rápido el juego, y además está totalmente abierto, así que no dudéis de que va a haber Crysis 3.

Pero pasemos a hablar del apartado jugable, la salsa de los videojuegos. Crysis 2 no deja de ser un Firts Persona Shooter más, repitiendo la misma fórmula explotada esta generación, pero con un factor que lo diferencia notablemente del resto: el Nanotraje. Parece que no pero la jugabilidad cambia totalmente gracias a esta funda que cubrirá nuestro cuerpo y nos dotará de los más increíbles y salvajes poderes con el fin de derrotar a nuestros enemigos. En el fondo las opciones que nos ofrece no son demasiadas, pero es en la diferenciación donde está la clave. Crysis 2 nos propone, aunque no siempre, dos formas totalmente opuestas de jugar: la acción más desenfadada y vertiginosa al sigilo más difícil y gratificante. En el caso de querer meter tiros activaremos con un simple toque de botón la característica de Armadura, que mientras nos dure la barra de energía hará que los enemigos nos afecten menos pudiendo así ir a por ellos de cabeza. Luego está el otro lado de la moneda, el sigilo, que nos obligará a usar la táctica del Camuflaje, segundos donde seremos invisibles a nuestros adversarios pudiéndoles asesinar por la espalda sin ser vistos.

Aún así, quiero dejar claro que Crysis 2 es un Shooter de meter disparos a lo loco, no esperéis aquí un Deus Ex: HR en cuanto a posibilidades de infiltración. Es más, una de las cosas que más me han gustado del juego son los momentos épicos y espectaculares que en más de una ocasión nos dejerán con la boca abierta. También hay otras situaciones donde el escenario se asancha bastante, dándonos limitada libertad para llevar acabo nuestras estrategias. Por lo demás, totalmente pasillero.

Las armas son bastante diferenciadas y hay una gran cantidad, desde pistolas a escopetas pasando por ametralladoras o nuestros propios puños. Algo que no me ha gustado a sido el mal diseño de las fuentes de munición, ya que en numerosas ocasiones me he encontrado en mitad de una batalla con tres balas mal contadas y sin un lugar donde encontrar munición, por mucho que buscara, teniendo que utilizar mis puños en más de una ocasión. Ah, por cierto, también se pueden conducir vehículos como tanques o coches con ametralladoras, otra opción de juego que se agradece.

Crysis 2 nos puede durar entre 7-8 horas en dificultades normales, elevándose un par de horitas más en el caso de jugarlo en los niveles más elevados. Nos una mala duración para un FPS, aunque quizás tampoco es buena; y en mi opinión la campaña no es rejugable. Para eso tenemos un modo on-line que un servidor no ha podido jugar ya que solo tenía dos días para disfrutarlo, y metiéndome una viciada solo he conseguido pasarme el modo historia. Por lo que sé del modo multijugador es como un Call of Duty en cuanto a clases y mejoras, pero mucho más frenético debido a que todos los jugadores tienen las habilidades del Nanotraje.

Gráficamente Crysis 2 impresiona y mucho gracias al nuevo motor CryEngine 3. Estamos hablando posiblemente de uno de los juegos con mejor apartado gráfico de este año, y seguramente el mejor entre los shooters si Battlefield 3 no dice nada al contrario. Primero, los escenarios son grandes y muy detallados, y aunque en ocasiones algunas áreas nos recuerdan entre sí, siguen siendo espectaculares. Los efectos de luz y del agua son de los más brutos que he podido ver este año hasta ahora, especialmente el agua: desde Uncharted no veía nada igual en ese sentido. Los personajes también cuentan con unos modelados respetables, resaltando evidentemente a nuestro protagonista y a su traje resulón.

Aún así este apartado gráfico tiene dos caras: la buena, que son los momentazos, y la mala, que son las físicas. Los momentazos son impresionantes, y quiero remarcar uno donde una parte de la ciudad va a ser inundada y vemos como detrás de un edificio gigante aparece una ola gigantes hacia ti, y tú te la comes y… espectacular. Por otro lado las físicas me han decepcionado mucho, y no hablo de los scripts que muestran edificios cayéndose y puentes a trozos, sino en el propio gameplay, donde con un tanque no conseguí derribar una triste farola; los escenarios están más tiesos que los de Call of Duty.

Sonoramente el juego tiene un problema muy importante: la calibración del sonido. He tenido que bajar la música y los efectos por debajo de la mitad y subir las voces al máximo porque sino no lo oía, y aún así me costaba entender lo que estaban diciendo los personajes. Esto es un fallo que se empieza a ver demasiado a menudo en los videojuegos, y empaña bastante el resultado final en cuanto al sonido. El doblaje al castellano no está mal aunque a veces la sincronización labial no es adecuada, pero bueno, se perdona. La banda sonora es notable, no sobresale pero sí ambienta bien al juego.

Crysis 2 ha sido para mí una completa y inesperada sorpresa, y no porque la gente no le haya dando bombo, sino porque no me esperaba nada de él. Aún llegándome a cansar un poco en los compases finales, en general me lo he pasado muy bien repartiendo estopa a los enemigos con mi traje hiper-dopado, volviéndome invisible para darse una colleja y luego corriendo como un loco para que no me dispararan.

Si te gustan los shooters, no lo dudes: Crysis 2 te va a encantar. No busques un on-line que te dure meses que para eso ya hay otros juegos, sino que pruébalo por la campaña, por algunos momentos realmente épicos y una jugabilidad tan divertida como accesible. Además los gráficos acompañan que da gusto. A mi parece el mejor shooter del año a esperas de Battlefield 3 y Modern Warfare 3. Imprescindible.

Anuncios

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el octubre 24, 2011 en Análisis, PC, PlayStation 3, Xbox360. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: