Reportaje | Naughty Dog

Me habría sentido verdaderamente mal si no le hubiera dedicado un reportaje en exclusiva a Naughty Dog. El que es mi estudio de desarrollo favorito ha ido demostrando desde sus inicios que saben mucho de hacer videojuegos, tanto divertidos como llenos de humor. La compañía fundada en 1986 y comprada por Sony en el 2001 ha desarrollado videojuegos para la historia, recordados y disfrutados a día de hoy.

Desde Crash Bandicoot hasta Jak and Daxter, y por supuesto la saga Uncharted que disfrutamos actualmente. Muy grandes han sido sus juegos, y también diferenciados: juegos de plataformas, de plataformas/acción y de acción/aventuras. Pero si algo tienen en común todos ellos es su calidad, diversión y ese humor a veces inteligente a veces gratuito que solo Naughty Dog sabe imprimir en sus obras. Si quieres viajar por la historia de este ya legendario grupo de personas, sigue leyendo.

Naughty Dog siempre lo ha dicho: ellos trabajan como una empresa pequeña. Da igual la importancia que tienen ahora mismo, o la que tenían en su momento con las anteriores version de PlayStation: ellos trabajan igual, como un grupo pequeño y unido, jamás será vencido. Y esta unidad y buen rollo les ha hecho llegar hasta donde están hoy: una de las compañías abanderadas por la mismísima Sony.

Todo empezó en el año 1996, cuando una compañía desconocida llamada Naughty Dog ideó un personaje, una mascota que podía aspirar perfectamente a ser la oficial de la exitosa primera consola de Sony: PlayStation. Nos presentaron a Crash Bandicoot, un marsupial loco como él solo, protagonista de un juego de plataformas, mitad en 2D, la otra en un 3D peculiar. El juego en su salida fue un éxito, y los chicos de Naughty fuera aplaudidos por su gran trabajo. Más de lo mismo se vio en sus siguientes dos entregas, que mejoraron lo visto anteriormente y nos ofrecieron una de las mejores trilogías de plataformas de todos los tiempos.

Mi experiencia con Crash Bandicoot es bastante incierta. Sé que los he jugado, de eso no hay duda, pero en mi niñez me decantaba más por Spyro (el Año del Dragón, vaya juegazo increíble). Sin embargo si jugué a las siguientes entregas de PlayStation 2, y aunque se notaba que ya no lo desarrollaba Naughty Dog, no estaba mal por una simple razón: era una copia de la fórmula original.

Y llegó la siguiente generación de consolas, llegaba a nuestras manos PlayStation 2. ¿Que haría Naughty Dog ahora? Pues nada más y nada menos que Jak and Daxter, una trilogía protagonizada por un dúo como pocas veces se ha visto en nuestra industria. La seriedad de Jak y el humor en ocasiones absurdo de Daxter hacían que sus tres entregas fueran una explosión de diversión, locura y saber hacer. Mientras que en la primera entrega se decantaron más por un juego de plataformas puro, en las dos siguientes enfocaron la acción como fórmula jugable dominante, y que decir: juegazos todos.

Jak and Daxter 2 y Jak 3 son dos de los juegos que más quiero de la anterior generación, y que diablos, de toda mi vida como jugador. Probar Jak 2 fue inolvidable: todavía recuerdo como abrí el paquete de regalo en navidades y como deseaba volver a mi casa a jugarlo. Igual con Jak 3, que aunque a mucha gente no le gusta por orientarse mucho más a la acción tanto con pistolas como con vehículos, a mí me parece uno de los mejores juegos de PlayStation 2. Pronto van a sacar Jak and Daxter HD Collection, oportunidad perfecta para disfrutar de estos tres juegazos; yo jugaré al primero, que lo tengo pendiente.

PlayStation 3 sale a la venta con muchas dudas: precio muy elevado, on-line no muy funcional y un catálogo de juegos que sobrevive gracias a los multiplataformas, que además son inferiores a los de las otras plataformas. Entonces es cuando llega Sony y le suplica a Naughty Dog que les salven el cuelo; y ellos, lo hacen. Uncharted: El Tesoro de Drake fue, aparte de un buen juego, una declaración de intenciones. Nos presentaban a un loco aventurero, a un tal Nathan Drake que acompañado por su viejo amigo Sully y su dudoso amor/odio Elena emprendía un viaje en busca de El Dorado.

Pero dos años más tarde estos hombres lanzaron Uncharted 2: El Reino de los Ladrones. Posiblemente uno de los mejores juegos de la generación, de largo además, y una de las experiencias más brillantes, intensas y peliculeras que jamás hemos vivido delante de una consola. Todo lo que flaqueaba un poquito en el anterior juego en Uncharted 2 aprobaba, y con nota. Una historia apasionante, una jugabilidad fluída y divertida, unos gráficos increíbles y de lo mejor de la generación, uno de los mejores doblajes que se han realizado en nuestro país,… Lo tenía todo, y lo sigue teniendo.

Uncharted 3: La Traición de Drake acaba de salir a la venta, y ya habéis podido leer el análisis de Escaners de Juegos. Mi opinión está más que clara: es un juegazo, pero no llega a los niveles de Uncharted 2. La historia está muy bien, la jugabilidad sigue siendo divertida, los gráficos son brutales,… Pero se echan en falta más momentos de los que te hacen saltar en la silla. Tampoco quiero alarmar ya que esos momentos existen, pero están muy dispersos por la campaña, y al final te quedas con un sabor de “ha estado bien, pero hay algo que falla“. Aún con sus puntos negros, en mi opinión es el cierre perfecto y esperaba de la franquicia.

Y en este instante me pregunto: ¿y ahora qué, Naughty? Nos has dado todo con Uncharted, nos lo diste todo en el futuro, y perdónanos si somos tan sinverguenzas de pedirte que sigas currándotelo. Has anunciado que estás trabajando en un nuevo juego en tercera persona y muy atractivo. La gente dice Uncharted 4, y yo apuesto por un Jak and Daxter 4, mi corazón lo desea. Desea ver a ese dúo viviendo nuevas aventuras, a Daxter ligando inútilmente con chicas y a Jak avergonzado por el atrevimiento de su fiel amigo. Quiero más Naughty Dog. Y tú, ¿quieres más Naughty Dog? Estoy seguro de que sí.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el noviembre 10, 2011 en Reportajes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: