Análisis | Plants VS Zombies

Con mi recién estrenado Ipod Touch, he tenido la oportunidad de darme una vuelta por la Apple Store para comprarme algunos jueguecillos. Además del típico Angry Birds y mi querido The Secret of Monkey Island, me he comprado un título que ya había probado anteriormente en Nintendo DS, como es Plants VS Zombies. Un juego de estilo tower defense donde tendremos que utilizar nuestras plantas estratégicamente para que los Zombies no entren en nuestra casa y nos devoren los sesos, literalmente.

Plants VS Zombies nos ofrece algo muy claramente: vicio. Es un juego profundo a su manera, quizás no muy complicado pero sí lo suficiente como para encandilarte y hacerte jugar más y más hasta completarlo al 100%. Y es que hace bastante que no me quedaba jugando tanto tiempo y al mirar la hora ver que habían pasado dos horas desde que había encendido el Ipod Touch. Veamos que nos ofrece Plants VS Zombies.


El juego viene bastante cargado en cuanto a modos de juego se refiere. El principal es el Modo Aventura, una suerte de consecuención de pantallas donde tendremos que evitar que los Zombies entren en nuestra casa, ya sea por la parte delantera, trasera o por el tejado. Dicha aventura es bastante larga y completa, ya que cada vez que nos pasemos una pantalla se nos otorgará una nueva planta con distintas habilidad a las vistas hasta ese momento: planta con tres disparos, plantas acuáticas, plantas que aplastan zombies,… Y así muchísimas más, teniendo el juego una variedad envidiable.

Jugablemente lo mejor de Plants VS Zombies es la cantidad de cosas que te ofrece que, inteligentemente, te llevan a un mismo fin: ganar la partida. Podemos crear girasoles para que nos otorguen dinero para después defendernos con plantas que disparen a los zombies, o optar por crear una barrera que nos protega para más adelante no tener que preocuparnos de todo el campo de batalla, o en el caso de ser de noche (las pantallas pueden reproducirse tanto por el día como por horas nocturnas) plantar setas a cero coste para ir creando poco a poco plantas más poderosas… Son muchísimas las opciones y las maneras de salir victoriosos de un conflicto contra los Zombies.

Y hablando de Zombies, también hay de muchos tipos: están los normales, que simplemente andarán hacia nosotros, luego tenemos algunos con cubos o conos en la cabeza, más poderosos, y así una gran lista donde se incluyen buceadores, Zombies en globo, con carros,… Incluso en un minijuego los Zombies tendrán una boca igual a la de nuestras plantas con la que nos dispararán, complicándose aún más el asunto. Todos estos tipos de enemigos consiguen que estemos atentos a todos lados de la pantalla y que pensemos estrategias de una forma ágil y rápida; en estas partidas, a excepción del principio, no hay mucho tiempo para pensar.

Para terminar con el apartado jugable, me gustaría hablar de nuestro querido y loquísimo vecino. Este es un personaje con un diseño bastante “estrambótico” que durante  la aventura nos venderá cosas, ya sean nuevas plantas o habilidades para las mismas. También nos comprará cosas, ya que podremos encontrar un trozo de beacon y, sin
esperártelo, que te pague una fortuna por él. Sin duda este personaje, junto a las cartas que te envían los Zombies, son las cosas más humorísticas del título.

Gráficamente, no nos engañemos, es un juego de Ipod Touch, por lo que no se le puede pedir mucho más. Los diseños, tanto de plantas como de Zombies, son muy graciosos y variados, sin llegar a cansarte en ningún momento. Los escenarios podrían haber tenido algo más de variedad, ya que solo nos encontramos con los mismos tres ambientes (parte delantera, trasera donde hay una piscina y el tejado), aunque también es verdad que varían bastante: a veces habrá tumbas de donde saldrán zombies, en la piscina habrá que escoger plantas específicas para allí, hay pantallas con niebla,… No está mal del todo, y no aburre nunca. Si tuviera que ponerle un pero al apartado gráfico – o mejor dicho técnico – de Plants VS Zombies, es que cuando hay muchísimas plantas y enemigos en pantalla, el título sufre unas realentizaciones horrorosas.

El apartado sonoro es discreto aunque cumple con su cometido: ambientar menús y partidas. La banda sonora pega bastante con la mecánica, y lo mejor para mí son los efectos sonoros de disparos, gemidos de Zombies y demás; consiguen que subas el volumen del Ipod para escucharlos.

Plants VS Zombies es un excelente juego en general, y un gran título de estrategia en particular. Puede que a mucha gente no le gusta debido a su mecánica simple al principio, pero si le dais una oportunidad os sorprenderá con su gran pofundidad y agilidad una vez avanzada la Aventura. Personalmente ha supuesto una gran compra y un gran ladrón de horas, ya que el vicio que puede aportar este juego pocos juegos portátiles pueden hacerlo. En conclusión, si tenéis un Ipod Touch (o incluso una Nintendo DS) os lo recomiendo por tres factores: el precio (poco más de 2€), la cantidad de horas que te ofrece y el humor, en ocasiones acertado y en otras no tanto, que destila el juego. En definitiva, un título excelente y muy recomendable.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el febrero 5, 2012 en Análisis, Ipod Touch. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: