Opinión | Cuando nada tiene sentido

Te levantas un lunes, un miércoles o un viernes, el día que sea, por la mañana para ir a clase. Te preparas, pasas el día con los amigos y con los estudios y vuelves a casa. Ves a tu consola, a la cual la cubre una fina capa de polvo. Piensas: “voy a echar unas partiditas, que hace mucho que no juego“. Pero entonces te llama un amigo para salir a dar una vuelta, y te vas con él; la consola, con su ranura en forma de mirada triste, te ve salir por la puerta de casa.

Al día siguiente, y ya con los deberes hechos, te propones (esta vez sí) jugar a la consola; “ya va siendo hora“, piensas. Y justo cuando vas a encenderla aparece tu padre y te dice: “hay baloncesto en la tele, ¿no lo ves?”. Intentas pensar en los polvorientos mandos inalámbricos, pero qué demonios, te pones a ver el partido. Cuando termina es la hora de cenar, y después de ir a dormir… Otro día sin encender la maldita consola.

Al tercero, ya con el mono de jugón, te aislas y la enciendes. Escuchas el pitido que te avisa de que, tras varios días apocalípticos, la consola vuelve a estar encendida. Metes el NBA 2K12, lo inicias y te pasas una tarde entera jugándolo, tanto solo como con tus amigos, que sorprendentemente pasaban por allí. Ya por la noche la apagas y sonries, pensando lo grande y divertido que es el mundo de los videojuegos.

Pero tras semanas de intercalar el jugar poco y el jugar nada, te das cuenta de que solo la inicias para disfrutar de títulos deportivos. Los títulos con historia, largos, profundos, quedaron para la historia, nunca mejor dicho. Tú solo quieres jugar un par de partiditos, que te ofrecen la misma satisfacción que 20 horas de Mass Effect 2 o Skyrim. Tú solo quieres jugar. “Ni historia ni hostias”, piensas, mientras insertas por trigésimatercera vez el FIFA 12.

Porque el mundo de los videojuegos es enorme, pero también muy cabrón. Porque cuando empiezas a jugar a algo no te dejan tiempo para disfrutarlo. Porque cuando te compras la segunda entrega ya está anunciada la cuarta. Porque videojuegos camuflados de adultos solo intentan reflejar algo muy lejano para ellos: el ser adulto. Porque te sientes cansado de una y otra vez jugar a la misma mierda; ahora prefieres las experiencias sencillas y rápidas, porque de alguna y otra manera te recuerdan a tu añorada infancia. Buscas la respuesta de por qué los juegos de pequeño nos parecían tan mágicos, y ahora tan vacíos.

Hola, soy Escaners21, y esta es mi situación. Los anteriores párrafos definen palabra por palabra lo que siento ahora mismo. Solo enciendo la consola para jugar a títulos deportivos, y los demás juegos están cogiendo mucho pero que mucho polvo. No sé cuando se me pasará este enorme bajón, pero espero que pronto… porque noto como cada vez siento menos ilusión por este mundillo. Sí, es por eso que cada vez escribo menos en este blog… porque si el blog fuera de baloncesto, estaría lleno de entradas. Buscaré las ganas mientras sigo viendo la NBA. Un abrazo.

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el marzo 19, 2012 en El Rincón del Administrador. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Que pesimismo hombre! todo el mundo pasa por épocas donde juega menos, pero cuando menos te lo esperes te volverás a enganchar a un juegazo y todo volverá a ser de maravilla.
    No quiero hacer spam, pero si conoces la página donde escribo, te recomiendo que te leas un artículo titulado: Del pasado no se vive, quizás te interese

    PD: La NBA está que se sale este año, lastima de Ricky

    • Muchas gracias por el ánimo, crack :) No es que no toque la consola, sino que solo lo hago para jugar al NBA 2K12 xD A ver si hay algún juegazo que me alegra de nuevo y vuelvo a coger el ritmo… OK, en cuanto tenga tiempo me leo tu artículo ;)

      P.D.: La NBA es para mí la mejor competición deportiva que existe en el mundo junto a la Champions en el fútbol. Y encima con muchísimos partidos al día… LOCURÓN. Y sí, una lástima lo de Ricky, pero bueno, el momento de su regreso el año que viene va a ser inolvidable :D

  2. No se me desilusione que si acaba con el blog acaba con una parte de mi también. Por mi parte no he abandonado, pero tambien estoy pasando por un caso parecido al tuyo y no tengo tiempo para casi nada, a penas y he jugado un poco el Alan Wake que salió en Steam en estos días, miro el escritorio y los juegazos y se me han ido un poco las ganas, pero ya volverán, no vayamos a hacer como Wildgames, que ni si quiera hemos armado la comunidad aún.. lol.

    Por cierto, una lástima lo de Ricky el tío es un crack, sueño con driblar como él :´).

    • Tranquilo, parece que la ilusión vuelve a mí poco a poco :D Eso no significa que deje de ver el basket ni deje de salir, simplemente distribuiré mejor mi tiempo libre… Espero poder jugar a FIFA Street pronto, ya sabes que es el juego que más esperaba de este año ;)

      Sí, es una verdadera lástima… Se ha lesionado en el mejor momento de su carrera, aunque personalmente soy optimista con el tema: pienso que el momento de su regreso va a ser brutal, espectacular, increíble,… Ha dejado a los Wolves un poco huérfanos, pero por lo menos tienen a Kevin Love (y a Ridnour y Barea, grandes bases) para sostener el equipo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: