Archivo de la categoría: PlayStation 2

Análisis – Shadow of the Colossus

SHADOW OF THE COLOSSUS

Tras deleitarnos con el fantástico ICO, Fumito Ueda vuelve para traernos una obra maestra como pocas hay en este momento. Aunque este juego, Shadow of the Colossus, tenga algunos años, no nos deja de sorprender. ¿Por qué? Por sus escenarios, melodías, colosos y, sobre todo, belleza. ¿El videojuego no es un arte? Este juego demuestra que si lo es, y con diferencia.

El juego nos sitúa en una época desconocida para nosotros (tampoco hacía falta saberla), cuando un joven chico viaja hacia las tierras prohibidas con una persona, fallecida, en brazos. Esta persona fallecida es una joven princesa (parece ser), y el joven solo desea que vuelva a la vida (pagando este sueño a cualquier precio). Llega al templo de las tierras prohibidas, y Dormin (voz de los muertos) le dice al muchacho que la única solución para resucitar a la chica es que acabemos con los 16 colosos que pueblan aquellas tierras. Nosotros aceptamos, y aquí es donde empieza nuestra aventura.

GRÁFICOS – BELLEZA EN PS2-

Solo hay un adjetivo para este juego: bello. Los gráficos son excelentes para tratarse de una ps2 (todavía me pregunto como aguanta la consola con “tal coloso”, y nunca mejor dicho). Los modelados de personajes (mención especial a los colosos) son espectaculares, con multitud de detalles que no dejarán de asombrarnos. Aunque las texturas lucen a un buen nivel, abusa demasiado del efecto difuminado, viéndolas en muchas ocasiones borrosas; aunque no os lo creáis, no nos molestará en absoluto, para nada, hasta ayuda a crear la atmósfera propia del juego.

Mención especial (también) al nuestro caballo, Agro, ya que posiblemente sea la mejor representación en un videojuego de un caballo real; magnífico.

Los efectos de luz son muy buenos, aunque con limitaciones ya que estamos en una ps2, que no se os olvide.

JUGABILIDAD – ¡¡NO HAY COLOSOS A LA VISTA!!!!!-

Lo mágico del juego; la jugabilidad. Es innovadora, si, pero también clásica; me explico. Innovadora por la forma de acabar con los colosos (espectacular), y como te las tienes que ingeniar para subirte a ellos; clásica porque bebe también de las plataformas y armas que tendremos. Entrando en esto, solo tendremos tres armas; la espada (objeto legendario, con ella se puede matar a los colosos), el arco (muy útil, y con flechas infinitas), y nuestras propias manos (… pues eso, con nuestras propias manos). ¿Os parecen pocas? Os lo digo: no se necesitan más, para nada, con estas vas genial.

El mundo donde nos movemos es gigantesco, por lo que para llegar a un coloso, tendremos que montar sobre nuestro caballo Agro, que posee una IA excelente, y se maneja como si fuera real. Os preguntaréis los que no habéis jugado, ¿Cómo se matan los colosos? Bien, cada coloso tiene su propia forma de actuar, moverse e incluso dimensiones; mientras que unos son gigantes y lentos, otros pueden ser pequeños y agresivos… hay de todo. Lo que siempre tenemos que hacer es llegar a su punto (o puntos) débil/es, ya que clavando nuestra espada en ese lugar, conseguiremos abatirle. Claro, no es tan fácil llegar hasta estos; en algunos tendremos que trepar por los pies, otros por la cara, otros agarrarnos a sus brazos, otros a su espalda,… hay de todo tipo.

Mucha gente decía que se hacía repetitivo; mentira, cada coloso es diferente y tiene maneras de matarlo (algunos son dificilísimos, y tendréis que ser ayudados por una guía para pasároslo).

Nuestro protagonista tendrá pocos movimientos, pero suficientes como para desenvolverse solo en el enorme mundo. Podremos saltar, llamar a nuestro caballo, montar en nuestro caballo, trepar (esencial, ya que tendremos que escalar por los colosos casi siempre), dar una voltereta para adelante, atacar con la espada (se puede cargar energía para asestar un golpe más fuerte), lanzar flechas con el arco,… Parecen muchas cosas, pero no tantos como podríais pensar; repito, son las justas.

Una jugabilidad innovadora para un juego único.

SONIDO – EL MUNDO COLOSAL-

Decir que las melodías toman verdadero sentido cuando encontramos un coloso, luchamos contra él y lo matamos. En otros momentos del juego, pasan desapercibidas. Resultado: espectacular. Los temas que sonarán en cada momento encajan a la perfección a la situación (de tristeza, de tristeza, de tristeza), y te hacen reflexionar sobre una cosa; ¿por qué matamos a los colosos? ¿Para recuperar la vida de la princesa? ¿Qué nos han hecho ellos ha nosotros? Todas estas preguntas te vienen a la cabeza cada vez que matas a uno.

¿Doblaje? Ningún país del mundo ha tenido un doblaje, ya que se habla (casi nada) en un idioma antiguo; esto ha hecho que todos los países tengan subtítulos en sus respectivos idiomas.

CONCLUSIÓN – BELLEZA Y ARTE-

Uno de los mejores juegos de ps2, un juego único, una obra maestra de Fumito Ueda y su equipo. Los gráficos son impresionantes, la jugabilidad mágica y el sonido épica; todo mezclado en una atmósfera espectacular y conviviendo con enormes colosos que viven en paz hasta que  tu decides matarlos. Un juego artísticamente perfecto, con algunos fallos (como su duración, menos de 8 horas), pero con aciertos tan enormes que se los perdonas. Por favor, pasároslo si no lo tenéis (y si os perdéis buscando un coloso, usar la luz de la espada al cielo o buscar una guía en YouTube), pero pasároslo y ver su triste y “alegre” final, porque os sorprenderá una barbaridad.

Una obra maestra, uno de los mejores juegos, para mí, de la historia.

Anuncios

Análisis – Pro Evolution Soccer 2010

Pro Evolution Soccer 10

PES prometía volver, y en cierto modo, lo ha conseguido. Si comparamos esta entrega con las anteriores (me refiero a estos último tres años), veremos una completa mejoría en cuanto a gráficos y jugabilidad se refiere. ¿Se puede decir que este juego puede llegar a tocar a FIFA 10? No, pero si estamos seguros que los fans de esta futbolera saga van ha agradecer todas las mejoras añadidas a esta nueva entrega. Pro Evolution Soccer vuelve, no de la forma espectacular que se prometía desde Konami, pero si se convierte en una compra segura para los amantes del buen fútbol.

GRÁFICOS – REALISMO Y ROSTROS-

El PES de este año se ha centrado, aparte de en la jugabilidad, en el apartado gráfico. Los modelados de personajes son increíbles, sobre todo el realismo de sus caras, calcadas de los jugadores reales (aunque algunos futbolistas desconocidos no se parezcan tanto…). Las texturas de su ropa, por ejemplo, están muy conseguidas, pudiendo ver como se arruga la ropa en ocasiones. Los escenarios también están muy bien modelados, y con un gran realismo en cuanto al público, que te animará más cuando juegues en casa (también peca de algunos errores, y a veces animan al equipo contrario…). El juego de luces es bastante bueno, aunque se podría mejorar más el reflejo de los focos o del sol en el campo.

 

JUGABILIDAD – CONTROL Y MODOS-

La jugabilidad se ha mejorado notablemente en comparación con, por ejemplo, la anterior entrega, PES 2009. Ahora los movimientos de los jugadores no serán tan mecánicas, aunque en ocasiones lo serán demasiado (alarmantemente, a veces). El juego incluye la función de 360º, pero mucho peor incluida que en FIFA 10, donde nuestros movimientos eran mucho más fluidos y dinámicos. Lo positivo es que la magia de PES sigue estando, por lo que nos podremos a jugar y cuando miremos el reloj nos daremos cuenta de que han pasado un par de horas desde nuestro comienzo; adictivo.

Se ha añadido un sistema de carta para añadir habilidades a nuestros jugadores; cada personaje tiene las suyas propias, y se pueden utilizar si uno lo desea. Hasta podremos hacer que el equipo sea más defensivo o agresivo, y crear jugadas originales.

También se ha mejorado la IA de los rivales y compañeros, y ahora estos no harán “cantadas” que pueden acabar en gol del equipo rival; ahora se colocarán mejor, y buscarán nuestro pase (ya no podremos regatearnos a todo el equipo rival, ahora hay que jugar al toque). Esto no hace que también cometan algunos fallos, bastante leves, pero que en algunos momentos pueden cabrearnos. La IA del portero se ha mejorado mucho; ahora saldrán cuando un rival se acerque con el balón, y se podrá parar penaltis con los pies, entre otras muchas cosas… Como no, estos también realizan cosas sin sentido, como despejar sin nuestro consentimiento y enviar el balón fuera. Aún así, la jugabilidad en cuanto a control es buena, mejorable, pero que gustará al público.

En el juego podremos jugar a varios Modos; UEFA Champions League (se le ha dado mucho bombo ya que es el trofeo licenciado de esta entrega; podremos jugarla como se haría en la vida real, con amistosos y fases eliminatorias, pero el fallo es que algunos equipos no están licenciados en esta modalidad), Amistosos (típicos partidos que jugamos cuando no tenemos mucho tiempo o queremos jugar contra un amigo en una misma consola), Ligas y Torneos (pues eso, equipos batiéndose para ganar las distintas copas disponibles), Ser una Leyenda (calcado de la anterior entrega, nos proponer crear a nuestro propio jugador y llevarlo hasta lo más alto), Liga Máster (posiblemente el modo que más horas no va a robar, ya que tendremos que seguir a un equipo, llevarlo hasta lo más alto, fichar jugadores,… vamos, hacer nuestro equipo perfecto dentro de muchísimas temporadas), Entrenamiento (podremos jugar con un equipo para mejorarlo y pensar jugadas para realizarlas en un partido) y el Multijugador (el On-line está bastante mejorado, y es muy fluido, aunque peca de algunos errores). Como podéis ver, el juego contiene muchos Modos que os harán divertiros, entreteneros e intentar convertiros en un profesional del PES.

SONIDO – COMENTARIOS ¿EFICACES?

La banda sonora sigue siendo excelente, con temas en los menús (sobre todo) que nos animarán a jugar. La mayoría (por no decir todas) son de un ritmo rápido y “cañero”.

Los gritos de los aficionados siguen repitiéndose, aunque a veces animan más al equipo que juega en casa (también cometen errores, como he mencionado anteriormente).

Los comentaristas de esta entrega, PES 10, son Carlos Martínez y Maldini. ¿Unos buenos fichajes? Si, si hicieran más comentarios durante los partidos. Hablan poco durante el transcurso de estos, y algunos comentarios se repiten, al igual que empiezan en un momento impreciso; bastante mejorable.

CONCLUSIÓN – PES VUELVE, PERO FIFA…-

PES ha vuelto con esta entrega, pero no llega al nivel de FIFA, ni mucho menos. Los gráficos son muy buenos (sobre todo en los rostros), la jugabilidad contiene el espíritu de la saga (es divertida y asegura piques), hay muchos Modos (no son oficiales la mayoría como ocurre en FIFA, pero si son muy entretenidos y nos aseguran muchas horas con estos) y tiene una banda sonora decente (pero habría que mejorar algo los comentaristas y la calidad de los comentarios). Es una entrega recomendada para los fans y para los que quieran jugar a un buen juego de fútbol; eso si, PES tiene que acelerar muchísimo para que el año que viene pueda mirar a FIFA a la cara.

Análisis – Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

METAL GEAR SOLID 2

Tras traeros el análisis de su primera parte, el legendario Metal Gear Solid para PSX, os ofrezco el análisis de un juego esperadísimo en su tiempo, un juego que enamoró a muchos en un E3 pero decepcionó a estos cuando lo tuvieron en sus manos; os traigo el análisis de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty.

El juego de divide en dos parte bastante desniveladas entre si; la Parte del Barco, y la Parte de la Planta.

En la del Barco controlaremos a Solid Snake, que tras el incidente de Shadow Moses, ha formado un grupo llamado Phylantropy con Otacon. Este grupo se encarga de destruir los distintos Metal Gears fabricados alrededor del mundo, ya que Ocelot filtró la información de esta secreta arma nuclear. Pues les ha llegado información de una tal “E.E” (Otacon sospecha algo de estas iniciales, si lo queréis saber pasaros el juego), que les ha transmitido que en un petrolero controlado por los Marines están transportando un nuevo prototipo Metal Gear, esta vez llamado Rey, que a sido fabricado para derrotar, en caso de guerra, al anterior Rex. Pero cuando Snake llega el barco es tomado por rusos, guiados por el comandante Gurlukovich y un personaje anteriormente aparecido, Revólver Ocelot (y esta vez tiene dos brazos, no se por qué será xD). Snake pronto sabrá lo que quieren estos, ya que Ocelot solo ha venido para “devolver” según él el Metal Gear Rey. Pues tras unos cuantos sucesos, Ocelot consigue la máquina, hundiendo el petrolero en el mar, y con él, Solid Snake. ¿Qué le pasa a nuestro héroe? En la siguiente parte lo descubriremos.

En el episodio de la Planta no llevaremos a Solid Snake para sorpresa de los jugadores, no, controlaremos a un “novato” miembro de FOXHOUND, llamado Raiden (Jack). Y es que esto se situado dos años después de el accidente antes nombrado del barco, ya que todas las sustancias tóxicas se quedaron flotando en le mar, y por eso se vieron obligados a construir el Big Shell, un edificio que no es lo que parece, y que sirve para retener estas sustancias. Pues bien, el presidente fue a echar un vistazo para vez como iba la limpia y, por desgracia para él, le secuestraron. ¿Quién? Un grupo que se hace llamar Sons of Liberty. Y como rescate piden unos cuantos billones de euros (aunque esto solo es una tapadera para algo mucho más importante que descubriréis si os lo pasáis). Pues eso, Raiden tiene que rescatar al presidente y detener a esta organización terrorista, cuyos miembros son Revólver Ocelot, y un personaje muy importante que seguro que intuís. También está formado por otro grupo acoplado: Dead Cell. Lo forman Vamp (ser “inmortal” parecido a un terrible vampiro, muy ágil y carismático), Fatman (un personaje bastante secundario, ya que solo nos encontramos con él una vez, y es para acabar con él; no es que sea un buen personaje) y Fortune (carismática, enamorada “en cierto modo” de Vamp, con mucha suerte en combate y una venganza que cumplir). Desde aquí, nada es lo que parece y se nos irán revelando cosas muy inesperadas y apasionantes.

GRÁFICOS – GENERACIÓN NUEVA-

Tras ver Metal Gear Solid, que explotaba en cierto modo la PSX, se esperaba en esta segunda parte una notable mejora, y que también sacara lo mejor de la consola, PS2. La verdad es que, para ser del 2002, sorprende mucho su apartado gráfico. Las texturas son impresionantes, y el moldeado de personajes es verdaderamente excelente (aunque los enemigos se repiten en uniforme, pero esto sigue en las siguientes entregas).

Hay una cosa que me molesta (y seguro que ha vosotros también): la diferencia entre el petrolero y el Big Shell. Y es que el barco está más detallado (y es más interesante) que el Big Shell; ¿por qué es así si pasamos más tiempo del juego en lo segundo que en el barco? No lo entiendo, ya que el diseño del Big Shell, aunque tiene una explicación lógica de por qué esa forma, sus salas se repiten, sus puentes se repiten y… llega a aburrirte. En cambio el barco tenía distintas salas distintas, el lugar donde guardaban al nuevo Metal Gear Rey,… Aún así, el juego era maravilloso gráficamente, como unas animaciones, tanto en cinemáticas como en gameplay, sobresalientes.

JUGABILIDAD – ¿SNAKE O RAIDEN?-

Llega el punto del juego, el punto bueno o malo, depende de ti. La verdad es que choca bastante que te pongan en la primera fase a Solid Snake, te hagas con el control de este, y escasas horas después te coloquen a Raiden delante de las narices. Si, sus movimientos son similares, pero para nada iguales; la voltereta de Raiden es más llamativa, y si la intentas hacer para que no te vea el enemigo, es muy difícil que este no se percate de tu presencia, mientras que con Snake, la dabas para adelante y manteniendo el botón rápidamente te ponías a gatas de una forma más eficaz. Estos y muchos más detalles se salen de la psicología de Raiden. Aparte también que él no conoce personajes como nosotros los reconocemos, veamos a Pliskin, que lo ves a simple vista y ya sabes quién es. Aún así, la jugabilidad era bastante entretenida, y sobre todo, parecida al primer juego (la cámara es fija, por cierto). Para seguir diciendo la verdad, algunas misiones son algo cansinas (como la de congelar bombas), y algunos combates ridículos (sin irnos más lejos, contra Fatman, un combate ridículo sin sentido). Hombre, si queremos ver el punto bueno de Raiden, este es algo más ágil y puede colgarse de barandillas en el juego.

La jugabilidad era muy mejorable, pero divertida en muchos aspectos, como que seguía la misma ley del espionaje táctico instalado por la primera parte (incluso los de MSX).

SONIDO – ¡¡DOBLAJE!!… ¡COMO QUE NO!-

Antes de hablar de las melodías (dios mío que melodías), quería hablar del supuesto doblaje a nuestro idioma que se iba a realizar de nuevo. Pues eso, como Konami sabía que iba a vender como rosquillas, no lo dobló al castellano. Esto nos decepcionó a muchos tras escuchar la magnífica voz de Alfonso Vallés haciendo de Solid Snake en anterior juego; nos pilló por sorpresa, y nos jodió mucho. Eso si, los textos y todo eso está traducido, con ciertos errores, pero traducido.

Como he dicho antes, las melodías son espectaculares (sobre todo la del intro, que se convertiría en el himno oficial de la saga). Cada una se adapta a cada situación, y están dirigidas por el genial Harry G. Williams.

CONCLUSIÓN – ¿A LA ALTURA?-

Muchos dicen que si, muchos dicen que no. ¿Queréis saber lo que pienso yo? Yo pienso dos cosas bien diferentes; si está a la altura, ya que la jugabilidad es parecida y tiene una buena historia, y no por meternos a Raiden sin avisar, por no venir doblado y por tener algunas misiones algo aburridas (sin hablar del diseño del Big Shell). Opinar lo que queráis, el juego ha salido hace mucho tiempo y seguro que ya os lo habéis terminado (los cuatro, espero). Lo bueno que tiene el juego es que lo tienes  que jugar y comprender para entender la cuarta parte al completo; eso me gusta mucho, recordar cosas de anteriores juegos.

Un juego con excelentes gráficos, jugabilidad buena y mala al mismo tiempo, música excelente, mal por el doblaje nulo,… Tiene diferentes factores, pero eso si, si te gusta la saga, espero que ya te lo hayas terminado.