Análisis | Assassin´s Creed 3

No quisiera empezar este análisis con la motivadora palabra “Rebélate” que ha caracterizado a Assassin´s Creed 3 durante toda la etapa publicitaria, pero como ya lo he hecho, mejor ahorrarse las evasivas. Es muy complicado sentarse a escribir un texto donde exponer opiniones que todavía te están dando vueltas en la cabeza. Hace unos cuantos días que terminé la tercera entrega numerada de la franquicia de Ubisoft, y todavía no he sacado una conclusión clara y concisa. ¿El mejor juego de la saga? ¿De los mejores juegos del año? ¿Digna conclusión de la – primera – trilogía? No lo sé, señores. Y por eso os podéis esperar uno de los análisis más caóticos y sinceros jamás vistos por estos lares.

Assassin´s Creed es una saga muy especial porque, aún cogiendo mecánicas de otros juegos, consigue poseer una esencia que lo hace único. No existen títulos como él, que nos transporten a momentos históricos, que nos hagan vivir la vida de antepasados de una forma tan exquisita, que creen tanta polémica y expectación. Muy lejos queda el debate de la repetitividad de la primera entrega, además de que dicho problema fue solucionado con Assassin´s Creed 2. Tras disfrutar de La Hermandad y – en menor medida – de Revelations, toca ponerse a los mandos de un nuevo protagonista, vivir una época diferente y descubrir si Ubisoft Montreal ha dado el prometido paso hacia adelante que necesitaba la franquicia.

Es imposible ser objetivo con Assassin´s Creed. Mientras que éste que escribe es un seguidor incondicional de la marca debido a que su mecánica y su propuesta me llaman profundamente, conozco a infinidad de gente que no la soportan por las mismas cuestiones. Cuando empiezas a jugar a un producto tan especial como éste, hay que saber a lo que vas: a un sandbox aventurero con grandes dosis de plataformas y otras tantas de acción y/o sigilo. Así de fácil, así de simple. Entonces, ¿por qué no consigue enganchar a todo el mundo? La mala fama de la franquicia es más que evidente desde que en un primer momento la gente clasificara – aún sin jugarlo – a la primera entrega como un juego aburrido y repetitivo. Habiéndolo probado, es cierto que la falta de variedad es patente, pero aún así me parece absolutamente necesario para comprender la grandeza que vendría después. Assassin´s Creed 2 y su continuación, La Hermandad, se encuentran entre mis juegos favoritos de la actual generación: el primero porque fue la primera entrega de la saga que jugué y el impacto fue enorme, y el segundo por la increíble Roma y todas las mejoras jugables. No puedo hablar de Revelations pues no lo he probado, y visto lo visto tampoco es imprescindible para entender     Assassin´s Creed 3.

Y llegó la hora. Cerrada la historia de Ezio, el momento en que Ubisoft tendría que hacer un cambio importante era inminente. Así fue: la tercera entrega fue confirmada con un nuevo personaje – Connor -, un nuevo ambiente histórico – la Revolución Americana – y, cómo no, muchísimas novedades que iré comentando a lo largo de este extenso análisis.

assassins_creed_3

La historia narrada por Assassin´s Creed 3 nos cuenta como la guerra entre templarios y asesinos continúa a lo largo del tiempo, y cómo esta vez será un nativo americano – de padre británico y madre india – llamado Ratonhnhaké:ton (para los amigos, Connor) el que se enfunda el mítico traje y las cuchillas con el fin de destruir definitivamente a sus enemigos, todo con la Revolución Americana de fondo con todo lo que implica. Por otra parte, en el mundo actual, nos encontramos a Desmond que, con ayuda de sus amigos, intentará comprender los mensajes enviados por una extinguida raza superior… Empezando ya con las contradicciones, la trama me ha gustado mucho y al mismo tiempo me ha parecido que podría haber dado mucho más: se nota la evolución narrativa respecto a las anteriores entregas – sobre todo en la cinemáticas, mucho más “cine” que “máticas” (¿qué significa “máticas”? Tú sabrás) – y el inicio de la aventura, aún sin querer destripar nada pues llevamos a otro personaje crucial que no es Connor, resulta brillante, pero cuanto más avanzamos en las misiones principales más nos damos cuenta de que Ubisoft ha tenido prisa por concluir todo este fregado donde se han metido, con un final tan desastroso narrativamente como lamentable jugablemente.

Todo le mundo suplicaba a Ubisoft Montreal que esta tercera parte se desarrollara en la Revolución Francesa o en el Japón Feudal, por ejemplo, pero la ambientación seleccionada finalmente por el equipo de desarrollo fue la Revolución Americana. Nunca sabremos si la elección fue acertada o errónea, aunque podemos estar seguros de que la escogida no llega al nivel de carisma que el Renacimiento. Tanto la segunda parte como La Hermandad me enamoraron en gran medida por su increíble nivel de atmósfera, que te introducía inmediatamente en una época preciosa y muy interesante. ¿Es interesante la Revolución Americana? Sin duda sí. ¿Es preciosa? Perdónenme caballeros, pero apuesto al no: es cierto que nos encontramos con batallas épicas y grandes praderas – muy a lo Red Dead Redemption, ya lo comentaré más adelante -, pero mientras que Florencia, Venecia y Roma eran ciudades llenas de detalles, Boston y Nueva York – en esta época – están muy vacías, siendo en ocasiones muy de coña las cosas “emblemáticas” que puedes visitar en ellas.

ACIII_Boston_PortVista_SCREENSHOT_1332752396

Ya que hemos comentado la ambientación, hablemos ahora de la forma de aprovecharla. Jugablemente Assassin´s Creed 3 evoluciona bastante cosas respecto a las anteriores entregas: Connor – además de ser un protagonista más carismático de lo previsto – posee habilidades tales como trepar por los árboles – sin duda la novedad más llamativa en el plano plataformero ya que nos permite saltar de rama en rama en los enormes bosques; es cierto que está más controlado de lo que debería, pero es la única forma de conseguir algo estético y funcional -, cazar – existen muchísimos animales corrieron libres por los bosques a la espera (o no, según se mire) de que los cacemos ya sea mediante nuestro arco (hay tres cosas que no pueden faltar a un juego de la actual generación: zombis, arcos y tetas; aquí no faltan tetas) o poniendo trampas en el suelo para después recoger nuestra recompensa -, navegar – muy épico todo el tema del barco, jugablemente sencillo y visualmente espectacular – o dar palizas con su Tomahawk – un hacha con la que llevar acabo ejecuciones realmente impactantes-. Y ya que he comentado el arma preferida de Connor, subrayar que el combate se ha mejorado muchísimo en esta entrega: además de encontrarnos con diferentes tipos de enemigos, tendremos que estar atentos para contraatacar las embestidas de los adversarios y cubrirnos si nos acribillan a balazos. No llega al nivel de diversión de Batman: Arkham City, por ejemplo, pero sí se intuye tanto mayor control como espectacularidad.

Desmond también nos guarda unas cuantas sorpresas y es que, aún siendo la parte más inferior en cuanto a calidad y durabilidad del título, su nivel de interés aumenta mucho gracias a diferentes misiones que realizaremos en diversas partes del mundo: no son muy profundas ni tienen mecánicas exclusivas para ellas, ni siquiera son largas, pero otorgan a la historia general un punto de aire fresco que sienta muy bien al conjunto. Una lástima el final, te deja más frío que un Ice Climber. Para llegar a dicha conclusión tendremos que disfrutar una historia con una duración característica de la saga: entre 12 y 15 horas terminaremos las misiones principales, y como siempre podremos ampliar la experiencia con encargos secundarios o mejoras tanto en nuestra particular casa – Hacienda Davenport – como en nuestro inventario.

assassins_creed_3_oxcgn_screenshot-1-5

Gráficamente Assassin´s Creed 3 es muy tocho, incluso demasiado. Sin duda es la entrega más grande jamás realizada, algo que lo beneficia debido a su espectacularidad pero que también le perjudica consecuencia de los innumerables bugs que incluye. Si Roma era enorme, prepararos para ver las áreas silvestres de este título: bosques y bosques (y más bosques) hasta donde alcanza la vista, ríos, praderas y, por supuesto, Boston y Nueva York. Ya he comentado antes que el carisma de estas dos ciudades en la época revolucionaria nos es muy elevado, cosa que no impide quedarte con la boca abierta la primera vez que las visitas; bueno, tendría que decir “la primera vez que visitas Boston”, porque cuando llegué a Nueva York por vez primera me pregunté: ¿pero ésta no es la misma ciudad?

Debido a su enorme extensión de terreno, los desarrolladores no han podido pulir los fallos tanto como se debería hacer en un título tan seguido como el que comentamos. Os voy a resumir la cantidad de bugs que existen con una sola frase: me he encontrado más errores en Assassin´s Creed 3 que en Skyrim. Armas voladoras, lobos acuáticos (que no nadan, sino que literalmente andan por debajo del agua; de coña), tejas que te traspasan, enemigos bailando break-dance en el suelo (aunque esto viene siendo marca de la casa desde hace tiempo) y así muchísimos bugs que ojalá se solucionen con futuras actualizaciones.

El apartado sonoro es quizás el más irregular de todos. La banda sonora me parece muy correcta y en la línea de lo visto anteriormente, con temas tranquilos para travesías y frenéticos para momentos de persecución o combates. Por otra parte nos encontramos con un doblaje al castellano que deja mucho que desear; no sé que ha ocurrido ya que en anterior entregas – sin contar con un doblaje sobresaliente – el nivel de voces era más que correcto, reseñable en ocasiones. En Assassin´s Creed 3 no: voces con poca presencia, tonos fuera de lugar y sobre todo mucha desincronización labial – a veces el personaje ni abría la boca, imagínense -. La voz de Connor y la de su padre son las únicas con presencia y algo de gancho; las demás, lamentables.

Connor_Arco

Y tras este extenso análisis de Assassin´s Creed 3, sigo sin sacar una conclusión clara de él. Se nota que Ubisoft ha puesto toda la carne en el asador, aunque quizás debería haber comprado menos carne ya que finalmente en la barbacoa no éramos tantos: con la mano en el corazón digo que habría preferido un mapa menos extenso en cuanto a bosques si con ello ganara un título más pulido, cuidado y con mayor empaque. Analizando lo que tenemos en la mano, es un videojuego sobresaliente, realizado con cariño – y con prisas – que se acepta más de lo que debería por ser una franquicia con lanzamiento anual.

Soy incapaz de decir si es mi entrega favorita de la serie; la mejor sin lugar a dudas pues las mecánicas han evolucionado notablemente y nos encontramos con novedades interesantes, pero luego tenemos detalles como los bugs o la fiel aunque mejorable ambientación que le baja algo de puntos. Es cierto que un servidor es un defensor de que la siguiente generación tarde todavía en llegar, pero también es correcto que Assassin´s Creed agradecería mucho un nuevo motor gráfico y unas posibilidades técnicas mayores. Ubisoft ha hecho lo que ha podido con lo que ha tenido, y visto lo visto, que le quiten lo bailado.

Ah, y ¡rebélate!

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el diciembre 19, 2012 en Análisis, PC, PlayStation 3, Xbox360 y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. “me he encontrado más errores en Assassin´s Creed 3 que en Skyrim” ÉPICO XDDDDDDDDDD Gran análisis, pero.. Los lobos acuáticos nunca superarán a los lobos voladores suicidas de Skyrim XD Yo solo espero que el año que viene no saquen otro AC.. ni en el siguiente.. ni en el 2015. 3 años de descanso (y de desarrollo) para la franquicia le sentarían DPM.

    • Pues no dudaría en ver una expansión tipo Las Hermandad o Revelations contando más aventuras de Connor exclusivamente… El gran salto de la saga se realizará con una nueva generación, pero podemos estar seguros de que antes de 2015 hay un nuevo AC sí o sí ;)

      Lobos suicidas, lobos suicidas everywhere xD

  2. Me gustaría puntualizar dos cosas que no he comentado en el análisis: la primera, el multijugador, que no he jugado mucho y además me parece prácticamente idéntico a los anteriores, y segundo, la IA, que necesita urgentemente una mejora porque en muchísimas ocasiones es DE COÑA.

  3. Hi there colleagues, how is all, and what you want to say concerning this article, in my view its
    really remarkable designed for me.

  1. Pingback: Opinión | 2012: otro año que se nos va « Escaners de Juegos

  2. Pingback: Premios Escaners | GOTY 2012 (Escaners21) « Escaners de Juegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: