Análisis | FIFA 13

fifa13art758x426

No quiero empezar con la repetitiva historia de cómo hace unos años la saga de Electronic Arts le pasó la mano por la cara a Pro Evolution Soccer y la situación siguió – y sigue – siendo la misma entrega tras entrega. Quitando que Konami se ha puesto más o menos las pilas con su saga mejorándola hasta el punto de que, ¡ojo!, se puede incluso jugar, FIFA sigue estando muy por encima en todo: jugabilidad, estructura, inconformismo, animaciones… Y en esta ocasión vuelve a demostrar que vale la pena comprarse un FIFA cada año pues las novedades son importantes y las mejoras muy evidentes.

Cada vez que escribo un análisis de un juego de fútbol me enrollo muchísimo, hasta el punto de que termino redactando un texto extensísimo y para nada dinámico. Quiero cambiar eso en este análisis de FIFA 13: no va a ser largo ni cansino, pero evidentemente voy a explicar y exponer lo que más me ha gustado del título con el fin de que sepáis se vale la pena o no comprárselo. Empecemos con ello.

En mi opinión FIFA 12 era un juego redondo que corrigió algunos remarcables errores de su no tan perfecta precuela. No quiero ni saber las horas que he jugado a su modo on-line (seguramente se cuenten por centenas), ni tampoco imaginar que sería de mí si siguiera jugando a Pro Evolution Soccer (¡toma pullita!). FIFA 13 tenía la difícil tarea de mejorar lo increíble, y creerme cuando digo que los chicos de EA Sports lo han conseguido. Y de qué manera.

fifa-13-hart

Para empezar, las mejoras jugables son muy notorias cuando te pones a los mandos. Lo primero que llama la atención son las animaciones en cuanto a controles de balón y la nueva física del propio esférico: los desarrolladores han intentado plasmar la imprevisibilidad del fútbol con un cuero mucho más alocado (al igual que realista) que permita obtener situaciones más caóticas, vamos, como en la realidad. También se ha diferenciado bastante la calidad de algunos jugadores, algo que se visiona en el control del balón: no es lo mismo controlar un pase aéreo al primer toque con Cristiano Ronaldo que hacerlo con Coentrao (mis respetos), ya que el primero lo hará a la primera y el segundo quizás necesite más de un toque para tenerlo en sus botas, por ejemplo. Las animaciones y las colisiones entre jugadores se han mejorado en general, y ya no nos encontramos con esas situaciones humorísticas donde un adversario se subía a caballito encima de nosotros: todo está más o menos corregido.

Los tiros también se han mejorado, sobre todo en cuanto al uso del chute con el interior de la bota: no sé si vosotros lo utilizaríais mucho, pero en anteriores entregas era relativamente fácil marcar gol corriendo por el borde del áera y chutando con el gatillo superior derecho pulsado. Ahora esto es mucho más difícil, lo que es lógico, aunque también hay que decir que en este FIFA 13 se marcan bastantes más goles que anteriormente, más que nada por las jugadas imprevisibles (una anécdota: estaba jugando un partido on-line y mi adversario iba a despejar un balón en su área pequeña, como es lógico, pero al golpearlo tan fuerte rebotó en la cabeza de uno de sus jugadores y acabó dentro de la porteria: go-la-zo).

Entre todos los modos que nos ofrece este producto el más remarcable es el multijugador on-line, capaz de darnos horas y horas (y horas, como suelo decir) de vicio insano. Vuelven las temporadas, los ascensos, los descensos y los piques enfermos con el fin de que disfrutemos como con pocos multiplayers actualmente. Luego nos encontramos los típicos modos para pasar el rato cuando no podemos utilizar internet porque estamos descargando una película: el modo Carrera, Temporada, Mi jugador y “poco” más.

FIFA-13

Gráficamente poco hay que decir aparte de las comentadas mejoras en las animaciones. No se han arreglado algunas caras con parecidos lamentables (¿alguien dijo Marcelo?), ni por ende el maltrato a los equipos pequeños, que cuentan con un cariño nulo por parte de los creadores. En el apartado sonoro nos encontramos con unas EA Tracks aceptables que ambientan de lujo los toscos menús, y con los comentarios de Manolo Lama y Paco González, cada vez más desgastados debido a que no renuevan casi ninguna frase: ya va siendo hora de un cambio o renovación, porque cada año viene siendo más lamentable.

Sacando conclusiones, FIFA 13 es la mejor entrega de la saga y por lo tanto el mejor juego de fútbol de la historia. Lo tiene todo: una jugabilidad pulida y divertida, un on-line para una vida, unas animaciones muy cercanas a la realidad y un inconformismo que nos asegura que el año que viene nos quedaremos de nuevo con la boca abierta. Si te gusta este santo deporte ya estás tardando en comprarlo; y si eres un jugador de Pro Evolution Soccer, por favor, juega a FIFA 13, te enamorarás.

Anuncios

Acerca de Daniel Escaners

Estudiante de Cinematografía. Amante del cine y devorador de series. Videojuerguista. Co-fundador de La Pantalla Invisible y colaborador en La Cabecita. Escribo, sí.

Publicado el enero 20, 2013 en Análisis, PlayStation 3, Xbox360 y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: